Voz y Voto en línea

Pendientes

Democracia

Por: Fernando Ojesto Martínez Manzur*

La pandemia generada por el virus Covid-19 ha ocasionado que todas las actividades del ser humano y de la sociedad se vean afectadas. En el ámbito personal, la necesidad de quedarse en casa ha cambiado nuestras rutinas diarias; en el ámbito social, la sana distancia limita el desarrollo de la mayoría de las actividades; en el ámbito económico, la contingencia sanitaria ha traído pérdidas importantes en todos niveles y, en el ámbito público, el Estado ha necesitado implementar medidas de urgencia para mitigar los efectos negativos de la pandemia.

Ahora bien, es importante señalar que el entorno democrático también ha sufrido consecuencias a nivel mundial derivadas de la pandemia. Hemos sido testigos de cómo sistemas democráticos se han visto amenazados y debilitados por medidas urgentes que se han tomado para afrontar la crisis sanitaria, en algunas ocasiones justificadas pero, en otras, con abusos de autoridad que atropellan los principios democráticos en un Estado.

En este sentido, la democracia mexicana no ha sido la excepción y ha tenido que adaptarse al contexto actual de crisis. Simplemente cabe recordar que hace unas semanas el Instituto Nacional Electoral (ine) suspendió los procesos electorales locales que se venían desarrollando este año en los estados de Hidalgo y Coahuila, sin tener fechas certeras de su reanudación.

Si bien es cierto la suspensión de los procesos electorales ha sido la medida más extrema que ha tomado el ine durante esta pandemia, también lo es que se han tenido que tomar medidas en otros temas que representan un gran reto para la democracia mexicana y sus autoridades.

El ine sigue trabajando de distintas maneras buscando cumplir con las tareas pendientes durante la emergencia sanitaria las cuales, en algunos casos, han sido suspendidas, pospuestas o han sufrido un atraso en los tiempos programados. Todas estas actividades tendrán que ser cumplidas o reformuladas para que no exista una merma en los derechos políticos de las y los mexicanos. Ante ello, a continuación se presentan algunos temas que han quedado en el tintero de la autoridad electoral administrativa y que tendrán que buscar una solución eficaz y efectiva considerando el contexto con el que contamos hoy en día.

Constitución y registro de nuevos partidos políticos

Tal y como lo establece la Ley General de Partidos Políticos el ine, desde enero de 2019, comenzó el proceso para constituir y registrar nuevos Partidos Políticos a nivel nacional con el objetivo de que puedan competir en las próximas elecciones de 2021. El proceso ha sido largo: en un principio, 106 organizaciones ciudadanas informaron al ine respecto a su interés para constituir un partido político de las cuales solo 58 cumplieron con los requisitos previos y prosiguieron a la siguiente etapa.

Desde ese momento, las organizaciones ciudadanas estuvieron celebrando asambleas estatales en por lo menos veinte entidades federativas o en doscientos distritos electorales buscando que se afiliaran –de manera libre– al menos tres mil o trescientos ciudadanos, respectivamente, y que a su vez aprobaran la declaración de principios, el programa de acción y los estatutos propuestos para el nuevo partido político, eligiendo a los delegados propietarios y suplentes para la Asamblea Nacional Constitutiva.

Una vez realizadas las asambleas estatales o distritales se celebraron las asambleas nacionales con los delegados electos, contando con la certificación de un funcionario del Instituto sobre el cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 12, inciso b) de la Ley General de Partidos Políticos.

Antes del inicio de la contingencia sanitaria, la etapa de consecución de respaldos, así como la celebración de las asambleas, había concluido. El siguiente paso sería la validez de las asambleas y la verificación del respaldo ciudadano por parte de la Dirección de Prerrogativas y Partidos Políticos del ine. Sin embargo, derivada de la emergencia sanitaria, se ha retrasado esta etapa.

Si bien es cierto que el ine sigue trabajando en ello vía remota, también lo es que esta etapa contempla la garantía de audiencia a las organizaciones a través de reuniones presenciales entre sus representantes y los funcionarios del ine para la verificación de los requisitos, situación que por la jornada de la sana distancia no se ha podido llevar a cabo.

En este sentido, una de las tareas pendientes del ine será culminar con este proceso de verificación y, por lo tanto, registrar a los partidos políticos que hayan cumplido los requisitos que establece la ley y que tengan derecho a competir en la próxima elección. De las 58 organizaciones que buscaban formar un partido político, 14 siguieron con el proceso y se proyecta que solo 7 tengan posibilidades de conseguir el registro.

Procesos electorales locales

En 2020 se estaban desarrollando dos procesos electorales locales en las entidades de Hidalgo y Coahuila. En Hidalgo habrá renovación de Ayuntamientos mientras que en Coahuila será del Congreso local. El proceso electoral se encontraba en la etapa de preparación de la elección cuando se declaró la contingencia sanitaria a nivel nacional. Por esta razón el ine, mediante Resolución INE/CG83/2020 , suspendió de manera temporal todo el desarrollo de los procesos electorales en las entidades federativas, incluida la jornada electoral.

Al haber incertidumbre sobre cuándo se terminará la emergencia sanitaria y cuándo se podrán retomar las actividades referentes a los procesos electorales locales, las autoridades electorales deberán de estar trabajando en diferentes alternativas para garantizar que la elección se llevará a cabo a tiempo para hacer la renovación de las autoridades a elegir. Será necesario modificar el calendario electoral, con posibilidades de que se acorten los tiempos de cada etapa, y que se tomen medidas extraordinarias para realizar la capacitación de funcionarios, el desarrollo de precampañas y campañas e, incluso, la forma de votación el día de la jornada electoral.

Es importante garantizar el derecho al voto de los ciudadanos, así como la renovación de los cargos que se elegirán, sin ampliaciones de mandatos fuera de la ley o medidas que trastoquen principios democráticos.

Ante ello, será interesante que se siga trabajando en la implementación de medidas que puedan ayudar al desarrollo de las etapas electorales cumpliendo con las normas sanitarias. Dentro de estas medidas se encuentran: la posibilidad de realizar campañas electorales virtuales, poder recibir el voto anticipado o aumentar la duración de la jornada electoral, así como la implementación del voto electrónico.

Esta suspensión de los procesos electorales locales trae consigo consecuencias importantes que tendrán que ser atendidas por los Organismos Públicos Locales Electorales (ople) de Hidalgo y Coahuila, con el apoyo permanente del ine.

Voto electrónico

En virtud de lo anterior, se tiene que una de las tareas pendientes del ine durante esta pandemia es respecto a la implementación del voto electrónico como medida confiable que garantice certidumbre en los resultados electorales.

Desde hace algunos años, el ine ha estudiado la posibilidad de utilizar medios electrónicos para la emisión del voto. Para las elecciones de Coahuila e Hidalgo ya se tenía contemplado instalar un número de casillas con instrumentos electrónicos. En Coahuila se decidió instalar 60 casillas, distribuidas en 10 distritos, equipadas con un instrumento electrónico propiedad del Instituto Electoral de Coahuila. Por su parte, para los comicios de Ayuntamientos de Hidalgo, se emplearán 40 casillas, repartidas en 4 municipios, abastecidas con dos modelos de urna electrónica: una fabricada por el Instituto Electoral de Participación Ciudadana de Jalisco y otra producida por el ine.1

Con el voto electrónico se busca aligerar y dotar de sencillez los procedimientos vinculados al derecho al sufragio, reduciendo el porcentaje de votos nulos por error, así como facilitando el escrutinio y cómputo de las boletas, reduciendo los tiempos de transmisión de resultados. Sin duda, el voto electrónico sería un gran avance para la democracia mexicana si se logra garantizar su eficacia y la certeza de los resultados.

Además, el voto electrónico podría ayudar a cumplir con medidas sanitarias en caso de tener que realizar una elección en un contexto de pandemia. Por lo tanto, será necesario que el ine siga trabajando en este tema para encontrar nuevas alternativas que abonen a nuestra democracia y que busquen soluciones durante estos momentos de pandemia en los que vivimos.

Nombramiento de consejeros

El pasado 3 de abril, cuatro de los once consejeros del Consejo General del ine terminaron su mandato constitucional. Desde el 13 de febrero del presente, la Cámara de Diputados emitió la convocatoria2 para el proceso de elección de los cuatro consejeros, donde se establecieron plazos para el registro, la evaluación y la elección de las y los funcionarios. El 28 de febrero quedó instalado el Comité Técnico de Evaluación, que es el facultado para enviar a la Junta de Coordinación Política de la Cámara las propuestas de las y los aspirantes a ocupar un cargo de consejero electoral.

Sin embargo, debido a la contingencia sanitaria, el 18 de marzo la Cámara de Diputados suspendió el proceso de elección.3 Ante ello, el Comité Técnico de Evaluación ha suspendido de manera temporal la etapa de entrevistas a las y los aspirantes que habían cumplido con los requisitos.

Si bien es cierto que el nombramiento de los consejeros electorales no es una tarea del ine, también lo es que es de suma importancia que la Cámara de Diputados y el Comité Técnico de Evaluación reactiven el proceso de elección con el objetivo de llegar al inicio del Proceso Electoral Federal 2020-2021 con un Consejo General completo que pueda desarrollar sus tareas de manera eficiente y eficaz.

Designación de consejeros de OPLE

El ine cuenta con la facultad de designar a las y los consejeros electorales de los ople a través de un proceso de evaluación que implica una serie de etapas con las que deben de cumplir las y los aspirantes.

Desde el 20 de noviembre de 2019, el Consejo General aprobó el Acuerdo INE/CG543/20194 que establece la Convocatoria para la selección y designación de las y los consejeros de los ople en Durango, Campeche, Chiapas, Michoacán, Morelos, Nuevo León, San Luis Potosí y Sonora la cual señalaba que, a más tardar el 31 de marzo del presente, se harían las designaciones correspondientes.

Como resultado de la contingencia sanitaria, el 25 de marzo la Comisión de Vinculación del ine determinó suspender el proceso de selección que se encontraba en la última etapa referente a la valoración curricular y entrevistas. Es de vital importancia que el ine reanude el proceso de selección de consejeros y consejeras de los ople –con las medidas sanitarias pertinentes– para garantizar que las autoridades locales puedan organizar los próximos procesos electorales en sus entidades federativas de manera eficiente.

Proceso electoral 2021

En la primera semana de septiembre del presente año debe dar inicio el Proceso Electoral Federal en el cual se renovará la Cámara de Diputados; a su vez, a nivel local, se renovarán 15 gubernaturas, así como 30 legislaturas locales y en 30 entidades habrá elecciones de ayuntamientos, lo que representa la elección más grande en la historia de nuestro país.

Ante la emergencia sanitaria que vivimos hoy en día y la incertidumbre de no saber cuándo regresaremos a una normalidad en nuestras actividades el ine, así como todas las autoridades electorales del país, tendrán un gran reto por delante en tomar todas las medidas necesarias con el objetivo de organizar y celebrar las elecciones de 2021 bajo estándares democráticos y cumpliendo con los protocolos sanitarios.

Las autoridades electorales tendrán que echar un vistazo al desarrollo de procesos electorales en otras latitudes para conocer las medidas que se están tomando y que puedan ser efectivas para llevar a cabo elecciones democráticas en estos momentos. Está el caso de Corea del Sur que llevó a cabo su jornada electoral de manera ejemplar, garantizando medidas sanitarias, pero también habrá que voltear a ver las experiencias regionales de los países que celebrarán elecciones en los próximos meses. La Organización de los Estados Americanos5 (oea) ha anunciado que recopilarán las buenas prácticas y experiencias referentes a estas medidas en la región, las cuales podrán brindar al ine y a los ople una hoja de ruta para nuestro proceso electoral de 2021.

Garantía de ejercicio de derechos políticos y de equidad en la contienda

Uno de los retos más importantes para el ine y para la democracia mexicana será el de asegurar que en estos tiempos de pandemia se garantice plenamente el ejercicio de los derechos político-electorales de las y los mexicanos. Todas las medidas que se adopten tendrán que ir enfocadas a la ciudadanía, con el objetivo de no mermar en ningún momento sus derechos humanos a la participación política.

Por lo tanto, es necesario garantizar el derecho al voto a través de la celebración de elecciones libres y periódicas. Recientemente, el ine aprobó mecanismos para la expedición y vigencia de credenciales para votar con fotografía a los ciudadanos, buscando alternativas que no pongan en riesgo su salud. Pero también habrá que garantizar nuestro derecho de afiliación al continuar con el proceso de constitución de nuevos partidos políticos; así mismo, el derecho a ser votado compitiendo en condiciones de equidad para un cargo de elección popular.

Este último considero será un reto fundamental en nuestro sistema electoral debido a que los gobiernos –al tomar medidas ante la pandemia– pueden infringir las reglas democráticas, lo que podría traer como consecuencia una inequidad en la contienda electoral.

Por ello, es de elemental importancia que las autoridades electorales del país, y sobre todo el ine, vigilen e inhiban todos los actos que puedan erosionar a nuestro sistema electoral o que puedan traer una merma a la regla de oro de cualquier democracia: la posibilidad de que cualquier fuerza política pueda llegar al poder bajo elecciones libres, equitativas y democráticas.

Ya se han presentado casos en donde se ha necesitado la intervención del ine para reestablecer el orden constitucional y democrático durante esta pandemia, como es el caso de las medidas cautelares impuestas por el ine que ordenaron al imss dejar de entregar y difundir cartas firmadas por el Presidente de la República anunciando la entrega de créditos, con el objetivo de evitar la promoción personalizada con recursos y programas públicos, tal y como lo establece el artículo 134 constitucional. Medidas cautelares que fueron confirmadas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación mediante el SUP-REP-67/2020.

Además de lo anterior, el ine promovió una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra el decreto que reduce los tiempos fiscales a concesionarios de radio y TV, al considerar que son la autoridad única para la administración de los tiempos que le corresponden al estado en radio y televisión.

Ante estos sucesos que pueden vulnerar nuestro sistema democrático, una de las funciones más relevantes de las autoridades electorales será el garantizar la constitucionalidad y legalidad de todos los actos electorales, de ahí la importancia de seguir vigilando que todos los procesos electorales en el país se lleven bajo condiciones de equidad.

Los retos de la democracia mexicana y del ine ante la pandemia son numerosos. La consolidación de nuestro sistema electoral, lograda a través de los años, dependerá en gran medida de que la actuación de las autoridades electorales siempre sea en cumplimiento de la ley y la Constitución.

Ante esta emergencia sanitaria la democracia mundial ha sufrido retrocesos. Está en las autoridades, en los actores políticos y en nosotros mismos (la ciudadanía) evitar un debilitamiento de nuestro sistema democrático electoral que tanto nos ha costado construir.

Las autoridades electorales mexicanas se encuentran capacitadas y listas para seguir afrontando los desafíos que ha traído la pandemia a nuestro sistema democrático. Será necesario adaptarse al contexto actual, velando siempre por un ejercicio integral y plural de los derechos políticos de las y los mexicanos.


1 Resolución INE/CG83/2020 disponible en:

https://repositoriodocumental.ine.mx/xmlui/bitstream/handle/123456789/113880/CGex202004-01-rp-Unico.pdf

2 Convocatoria disponible en: https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5586477&fecha=14/02/2020

3 Información disponible en: http://www5.diputados.gob.mx/index.php/esl/Comunicacion/Boletines/2020/Marzo/18/3515-La-Camara-de-Diputados-modifico-la-convocatoria-para-elegir-consejeras-y-consejeros-del-INE

4 Acuerdo INE/CG543/2019 disponible en:

https://repositoriodocumental.ine.mx/xmlui/bitstream/handle/123456789/113121/CGex201911-20-ap-2.pdf

5 Acuerdo INE/CG543/2019 consultable en: https://repositoriodocumental.ine.mx/xmlui/bitstream/handle/123456789/113121/CGex201911-20-ap-2.pdf


@FOjesto

Maestro en Derecho por la Universidad de Columbia en Nueva York y Licenciado en Derecho por la UNAM. Becario Fulbright-García Robles. Actualmente es candidato a Doctor en Derecho por la UNAM con el tema de investigación sobre Estado de derecho y justicia electoral.

Ha publicado más de una docena de artículos en revistas y libros especializadas en cuestiones de democracia e impartido conferencias a nivel nacional e internacional. Ha participado como comentarista de programas de televisión y noticieros como Sentencias a Debate, Juzgue Usted, Derecho a Debate, El Economista, el Heraldo Noticias, entre otros. Co-fundador del Think Tank CAIINNO.

Se ha desempeñado como coordinador de proyecto en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), así como en diversos cargos en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y como asesor en la Misión Permanente de México ante la ONU. Ha colaborado como consultor con instituciones como el Centro de Justicia Transicional, la OEA, el Instituto Nacional Demócrata (NDI), Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD)  y ONU Mujeres. Es Profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM y consultor en materia electoral.