Voz y Voto en línea

Ecuador, ¿qué viene?

Ventana al mundo

Por: Karen Andrea Garzón-Sherdek*

Las Elecciones Generales de Ecuador se llevarán a cabo el 7 de febrero de 2021 y, de ser el caso, la segunda vuelta se desarrollará el 11 de abril. En este proceso eleccionario se elegirán a 144 representantes titulares y suplentes para: Presidencia, Vicepresidencia, Asamblea Nacional (asambleístas nacionales, asambleístas provinciales y del exterior) y Parlamento Andino. En este sentido, el 17 de septiembre de 2020, el Pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) convocó a elecciones y, al día siguiente, comenzó la inscripción de candidaturas, hito que culminó el 7 de octubre con la inscripción de 17 binomios, de los cuales actualmente se encuentran 16 candidaturas con su inscripción en firme. Sin duda, estas serán unas elecciones atípicas no solo por la pandemia de la Covid-19; sino también, por diferentes aspectos que se analizan a continuación.


Escenario económico y social

América Latina tuvo que hacer frente a la pandemia del Covid-19 en un panorama de bajo crecimiento, marcado por una importante desigualdad con crecientes márgenes de pobreza y pobreza extrema, descontento social y popular. Según la CEPAL (2020), “en 2020 la pobreza en América Latina aumentaría al menos 4.4 puntos porcentuales (28.7 millones de personas adicionales) con respecto al año previo”, poniendo así en riesgo el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 1: fin de la pobreza; y estableciendo importantes retos económicos, sociales y sanitarios para todos los países de la región.

Según el Banco Central del Ecuador (2020), la economía de este país tuvo un decrecimiento del 8,9%; y, de acuerdo a cifras del INEC (2020), apenas tres de diez personas tienen un empleo adecuado. Asimismo, UNICEF (2020) reveló que 3,2 millones de personas entraron en pobreza y pobreza extrema, lo que establece un retroceso muy importante para el país, dando un paso atrás de 30 años en su objetivo de erradicar la pobreza en niñez y adolescencia, generando así problemáticas sociales profundas e incrementando la desigualdad social. Para UNICEF (2020), se requieren esfuerzos para incrementar la inversión social, con énfasis en la niñez, con una inversión del 2,4% del PIB.

Ante los problemas de liquidez por los bajos precios del petróleo y la baja recaudación tributaria, el gobierno de Lenín Moreno (2017-2021) acudió a los organismos multilaterales por financiamiento. El Fondo Monetario Internacional desembolsó US 4000 millones y se prevén otros desembolsos hasta 2022. El próximo gobierno tendrá como uno de los principales desafíos reducir el déficit fiscal que bordea los 7 500 millones.


Electorado

El 18 de agosto de 2020, el Pleno del Consejo Nacional Electoral aprobó el padrón electoral para los comicios de 2021. En total, 13 099 150 ecuatorianas y ecuatorianos están habilitados para votar, de los cuales, 410 239 corresponden a voto en el exterior, el cual se realizará en 40 países. De este padrón, la generación millennial que constituye el 44% del mismo, definirá los resultados electorales.

De acuerdo a Pacto Ético, una iniciativa de la Corporación Participación Ciudadana (2020), existen algunas problemáticas que el electorado tomará en cuenta el día de las elecciones:1

a) Pobreza y desempleo. La pandemia ha acentuado la pobreza, donde se evidencia un alto porcentaje de desempleo y subempleo. En el país andino, una de cada cuatro personas es pobre y una de cada diez es extremadamente pobre (Plan V, 2020). Para Cedatos Gallup (2020), el 57.5% de la población considera que el mayor problema del país es la economía.

b) Corrupción y desconfianza en las instituciones. Durante estos años se han descubierto múltiples casos de corrupción en el ámbito privado y estatal, lo que ha generado desconfianza en la política. A esto se suma la reducida aceptación en varias instituciones, como es el caso de la Asamblea Nacional que cuenta con el 2% de credibilidad debido a supuestos delitos de enriquecimiento injustificado, concusión, delincuencia organizada y tráfico de influencias por parte de los legisladores.

c) Violencia e inseguridad. La violencia abarca varios ámbitos preocupantes para la población: violencia contra la mujer en sus diferentes tipos (psicológica, física y sexual); y, violencia ligada a la inseguridad, donde se contabilizan asesinatos y robos a diario.

d) Impunidad y acceso a la justicia. Ante los múltiples casos de corrupción, a la población le preocupa la impunidad imperante ligada a los mismos.

Según la encuestadora Cedatos Gallup (2020), el 89.5 % de las y los ecuatorianos cree que el país va por “mal camino”. Otro factor a tomar en cuenta para estas elecciones es el alto porcentaje de electorado que aún no ha decidido su voto y que, según la encuestadora Click Report (2020) se ubica en el 42.4%, que presuntamente estaría abarcando un porcentaje de voto oculto. Este importante porcentaje es el resultado del hartazgo ciudadano y de la crisis de partidos y movimientos políticos.

Crisis de partidos y movimientos políticos

Ecuador ha evidenciado en los últimos años una crisis de partidos políticos que se mantiene presente para las Elecciones Generales de 2021. Esta crisis tiene varias causas, entre ellas: a) la falta de identificación que tiene el electorado con los partidos políticos, lo que provoca volatilidad y un sentimiento de poca representatividad y credibilidad; b) partidos y movimientos políticos que no capacitan candidaturas, sino que completan la lista con personajes de la farándula para así captar votos de manera “fácil” y recurren también al populismo; c) el caudillismo que revela cómo los partidos cuentan con un líder; sin este, simplemente no hay partido; d) falta de ideología en los movimientos y partidos políticos que se ahonda por la fragmentación partidaria interna; e) la existencia de una partido predominante (Alianza PAIS) que ha estado en el poder los últimos catorce años; entre otros.

A esto se suma la poca credibilidad de la población con las instituciones, que refleja cifras mínimas históricas. Según el Barómetro Cultura Política de la Democracia en Ecuador y en las Américas 2018-2019, los partidos y movimientos políticos son las instituciones con el menor nivel de confianza, alcanzando el 32.4%.


Dispersión del voto

Una papeleta con 16 binomios presidenciales evidencia la pluralidad de la participación; pero también, la crisis de representación y desconfianza institucional. Al ser una papeleta grande, donde apenas tres candidaturas tienen posibilidades de llegar a una segunda vuelta, genera dos pelotones:

  • Primer pelotón (conformado por 3 binomios): Andrés Arauz/Carlos Rabascall (UNES); Guillermo Lasso/Alfredo Borrero (Alianza CREO–PSC); y, Yaku Pérez/Virna Cedeño (Pachakutik).

  • Segundo pelotón (conformado por 13 binomios): César Montúfar/Julio Villacreses (Alianza Concertación-Partido Socialista Ecuatoriano); Xavier Hervas/ María Sara Jijón (Izquierda Democrática); Ximena Peña/Patricio Barriga (Alianza PAIS); Lucio Gutiérrez/David Norero (Partido Sociedad Patriótica); Giovanny Andrade/Katherine Mata (Unión Ecuatoriana); Carlos Sagnay de la Bastida/Narda Ortiz (Partido Fuerza Ecuador); Paúl Carrasco/Frank Vargas Anda (Juntos Podemos); Gerson Almeida/Martha Villafuerte (Ecuatoriano Unido); Isidro Romero/Sofía Merino (Avanza); Pedro Freile/Byron Solís (Amigo); Gustavo Larrea/Alexandra Peralta (Democracia SÍ); Guillermo Celi/Verónica Sevilla (Suma); y, Juan Fernando Velasco/Ana María Pesantes (Movimiento Construye).

Esta dispersión de los partidos y movimientos políticos en la papeleta presidencial evidencia instituciones débiles y maquinarias electorales que se activan en las elecciones, donde no hay estructuras fuertes y que no cuentan con elementos constitutivos de una verdadera organización político-partidista.

Inclusive, algunos partidos y movimientos políticos han indicado no tener una ideología política, evadiendo así asumir una postura, lo que preocupa de manera significativa puesto que la ideología tiene que existir; sin ella caemos en populismo. La ideología puede definirse como “un conjunto de ideas, principios y valores que están ligados por normas, las cuales construyen un sentido, una conducta determinada por una ética” (Touchard: 13). En este sentido, las candidaturas trabajan de acuerdo a estudios de opinión y no con base en ideologías de sus partidos. La importancia de la ideología radica en cómo perciben y actúan las candidaturas sobre los problemas sociales. Esta ideología permite la elaboración y planificación de un proyecto de gobierno, lo que evidencia también el respeto hacia el electorado y a la voluntad del pueblo.

Escenarios

De acuerdo a varias encuestas de opinión que se han realizado durante 2020, el escenario electoral estaría predominado por tres actores:2


Binomio Andrés Arauz-Carlos Rabascall, autodenominado de izquierda y respaldado por el partido Centro Democrático, cuenta con un sólido apoyo del electorado. El exmandatario Rafael Correa, quien no podrá participar a la vicepresidencia puesto que cuenta con una inhabilitación de sus derechos políticos luego de haber sido sentenciado por cohecho en el caso sobornos 2012-2016, ha manifestado su respaldo a este binomio. En cuanto a la candidatura de Arauz, cuenta con experiencia en el sector público, pero es un actor “poco conocido” para la población.

Binomio Guillermo Lasso-Alfredo Borreo, autodenominados de centro derecha, competirán respaldados por la alianza CREO y el Partido Social Cristiano (PSC). Esta es la tercera vez que Lasso se candidatiza a la presidencia. En 2017, contó con un importante apoyo del electorado, cuando el dilema central versaba entre correísmo y anticorreismo. Ahora, varias encuestadoras lo colocan como el segundo candidato más opcionado.

Binomio Yaku Pérez-Virna Cedeño, con ideología de izquierda, respaldado por Pachakutik, ha despuntado en las encuestas, ubicándose tercero en la preferencia de voto. En octubre de 2019, el movimiento indígena tuvo un importante rol en las manifestaciones y concentró la atención hacia una potencial candidatura. El candidato Pérez estaría capitalizando el respaldo del electorado de centro y de quienes aún no han definido su voto.


Escollos

Este proceso electoral se ha visto marcado por una serie de inconvenientes en la organización del mismo, constituyendo una situación inédita, no solo porque faltando 28 días para las elecciones existen aún recursos legales pendientes; sino también por las continuas contradicciones y pugnas entre el Tribunal Contencioso Electoral y el Consejo Nacional Electoral de Ecuador, que han generado incertidumbre y desconfianza en los próximos comicios.

A esto se suman las resoluciones de ambas instituciones para ratificar o rechazar una posible candidatura de Álvaro Noboa, lo que generó que el pasado 6 de enero, en sentencia de primera instancia, un juez del TCE haya determinado la destitución de cuatro consejerías del CNE, argumentando una supuesta “infracción electoral muy grave”, luego de que esta última institución haya incumplido la sentencia del TCE que permite al partido Justicia Social realizar nuevos procesos de democracia interna para la inscripción de candidaturas, abriendo así la posibilidad de que Álvaro Noboa sea candidato y altere el tablero electoral. Mientras ambas instituciones resuelven sus diferencias de percepciones e interpretaciones, y las papeletas fueron enviadas a impresión sin la candidatura de Noboa, el CNE ha reiterado que las elecciones se realizarán el 7 de febrero.


Retos y desafíos

Tras 41 años del retorno de la democracia, el sistema de partidos y movimientos políticos está en crisis, lo que genera que estas instituciones sean una maquinaria activa solo en proceso electoral, haciendo que el electorado no se sienta identificado con los partidos o las propuestas. A esto se suma la poca credibilidad de la población en las diferentes instituciones, lo que se traduce en problemas de legitimidad, algo imperativo para las y los gobernantes.

Las candidaturas deben contar con una ideología con la cual se planifique y ejecute un plan de gobierno que abarque las necesidades reales de la población, donde se planteen propuestas reales para aquello que preocupa a la ciudadanía y no soluciones irrazonables, como el uso de armas o leyes más punitivas para hacer frente a la delincuencia. Quienes lleguen al poder deben recordar que fueron electos por la voluntad del pueblo, quien es el soberano.

Aún existe mucha incertidumbre por parte del electorado para estas Elecciones Generales, la cual se ve intensificada por la poca credibilidad que tiene el gobierno saliente y por la pandemia del Covid-19, la cual trae importantes retos al tenerse que adquirir y suministrar vacunas para inmunizar al menos al 60% de la población. El electorado debe reflexionar sobre su voto ya que se encuentra en una situación institucional con profundos problemas socioeconómicos, donde la próxima presidencia marcará una hoja de ruta para los próximos cuatro años, que deberá mejorar las múltiples problemáticas mencionadas en este artículo. Las y los gobernantes no deben trabajar por intereses o vendettas personales; sino por mejorar la situación del país y de la población; contando así con un plan de gobierno viable con asidero legal que sustente las propuestas.

De igual forma, se evidencia una ausencia de políticas con enfoque de género. De 16 candidaturas a la presidencia, apenas una de ellas está encabezada por una mujer. Los partidos deben formar y capacitar a mujeres y hombres para que así puedan asumir estos liderazgos, promoviendo una democracia efectiva, plural e igualitaria. Asimismo, quien llegue a la presidencia deberá incluir a las mujeres en los diferentes espacios de decisión política.

Finalmente, las medidas de bioseguridad serán un desafío para el organismo electoral, el cual tendrá que actuar con eficiencia para proteger a todas las y los actores del proceso eleccionario.


1 La descripción de cada una de las problemáticas es de mi autoría.

2 No se ha tomado en cuenta a Álvaro Noboa al no tener su candidatura aprobada hasta la realización del presente artículo. De ser aprobada, su candidatura entraría en el primer pelotón.


Directora de Relaciones Interinstitucionales e Internacionales de la Universidad Internacional SEK, Ecuador. Parte de la Red de Politólogas.

BLOGS

Blog y Voto

¿Cómo se distribuyen los spots electorales?

Por: Jorge Egren Moreno Troncoso

Justicia

Reelección dos hipótesis, muchas preguntas y algunas repuestas

Por: Alonso Vázquez Moyers

América Latina

El Salvador: Elecciones legislativas 2021 ¿la oportunidad de las mujeres?

Por: Betilde Muñoz-Pogossian y Luisa Solano

Proceso de renovación INE

Consejeras y consejeros del INE. ¿En qué nos quedamos? ¿A dónde vamos?

Por: Fernando Díaz Naranjo

Género y política

Desafíos hacia una Constituyente paritaria

Por: Julieta Suárez-Cao

Proceso electoral 2020 - 2021

Los desafíos de la democracia en 2021

Por: Lorenzo Córdova Vianello

Encuestas

Encuesta de intención de voto Chihuahua

Por: Voz y voto

SÍGUENOS EN TWITTER
SÍGUENOS EN FACEBOOK