Voz y Voto en línea

La reina del Rock N’ Roll

Cultura y lectura

Por: Fito Montes*

Los orígenes del Rock N’ Roll se remontan, según algunos historiadores, hasta canciones como “Strange Things Happen Everyday”, de Sister Rosetta (1944) o “That’s All Right”, de Arthur ‘Big Boy’ Crudup (1946), que después fuera versionada por Elvis Presley para convertirse en su primer éxito comercial.

Cuando todo esto sucedió, el mundo estaba muy lejos de convertirse en la Aldea Global que Marshall McLuhan predijo en los años 60’s y que hoy en día vivimos, misma que nos permite ver, escuchar, conocer y vivir, de forma inmediata, aquello que sucede a miles de kilómetros tal como si estuviera pasando a la vuelta de la esquina. Es así, y en este contexto, como tomó prácticamente una década que el Rock N’ Roll comenzara a integrarse a la cultura mexicana; cabe mencionar que su primera incursión no fue por medio del radio o una grabación de estudio, no: el R`n´R llegó por medio del cine.

El 2 de agosto del año 1955 se estrenó, en el cine Roble de la Ciudad de México, el filme “Semilla de Maldad”, del director Richard Brooks. Dicha película –misma que trata sobre las desventuras que vive un maestro recién llegado a una escuela plagada de “rebeldes sin causa”– arranca con una versión de “Rock Around the Clock”, interpretada por Bill Haley & His Comets, la cuál causó revuelo entre la juventud mexicana que comenzó a abarrotar los cines para escuchar esta canción que no se oía en las frecuencias radiales del país (dominadas por la música ranchera y el bolero) y para admirar e imitar a los “Teddy Boys”, que hacían de villanos en el filme. Tal fue la conmoción que provocó esta película que, de inmediato, se estrenó, simultáneamente, en al menos 6 o 7 salas con rotundo éxito.


Esa fue la primera incursión del Rock N’ Roll en nuestra sociedad y, por cierto, “Rock Around the Clock" se convertiría, a la postre, en la primera canción en entrar al top ten mexicano, pero sería hasta 1957.

Se difunde erróneamente, y con frecuencia, que Ritchie Valens o Ricardo Steven Valenzuela (músico chicano nacido en Los Angeles, California), fue el primero en traer este sonido a México, lo cuál no solo es inexacto sino que Ritchie incluso era una persona bastante repudiada por haberse apropiado una canción popular y entrañable para los mexicanos, como lo es “La Bamba”, para tener su máximo éxito comercial. Como antes les conté, fue Bill Haley quien tuvo su primer éxito comercial y además inspiró a una mujer de nombre Gloria Ríos a grabar una versión de “Rock Around the Clock” para convertirla, en el año de 1956, en la primera grabación de Rock N’ Roll en español y, además, en el primer éxito de este género bajo el nombre de “El Relojito”; todo esto, un par de años antes del surgimiento comercial de bandas más difundidas hoy en día como Los Rebeldes del Rock, Los Teen Tops o Los Locos del Ritmo. Fue tal el éxito y la relevancia de Gloria que sus canciones fueron llevadas a la película “La Locura del Rock And Roll” que, a la postre, inspiró las películas “Juventud Desenfrenada” y “Los Chiflados del Rock And Roll”.

La historia sigue y sigue y podemos escribir millones de cuartillas acerca de ella, pero lo que es un hecho es que México cuenta no con un rey, sino con una Reina del Rock N’ Roll de nombre Gloria Ríos.


Aficionado a la música. DJ e ilustrador.

BLOGS

Blog y Voto

¿Cómo se distribuyen los spots electorales?

Por: Jorge Egren Moreno Troncoso

Justicia

Reelección dos hipótesis, muchas preguntas y algunas repuestas

Por: Alonso Vázquez Moyers

América Latina

El Salvador: Elecciones legislativas 2021 ¿la oportunidad de las mujeres?

Por: Betilde Muñoz-Pogossian y Luisa Solano

Proceso de renovación INE

Consejeras y consejeros del INE. ¿En qué nos quedamos? ¿A dónde vamos?

Por: Fernando Díaz Naranjo

Género y política

Desafíos hacia una Constituyente paritaria

Por: Julieta Suárez-Cao

Proceso electoral 2020 - 2021

Los desafíos de la democracia en 2021

Por: Lorenzo Córdova Vianello

Encuestas

Encuesta de intención de voto Chihuahua

Por: Voz y voto

SÍGUENOS EN TWITTER
SÍGUENOS EN FACEBOOK