AMÉRICA LATINA

Las democracias latinoamericanas en tiempos de COVID-19

Septiembre 22, 2020 | Por: Lisandro M. Devoto

Las democracias en América Latina hace años que atraviesan un inconcluso (e incluso frustrado) proceso de consolidación. Mientras las instituciones electorales han evolucionado y han permitido asegurar procesos comiciales competitivos, transparentes y confiables en buena parte de los países; otras instituciones de las democracias representativas contemporáneas pierden credibilidad de manera consistente, como sucede con los partidos políticos, los congresos (poder legislativo), los gobiernos (poder ejecutivo), y el poder judicial. Esto puede ser constatado a través de informes como los producidos por IDEA Internacional (2019), el proyecto Varieties of Democracy en la Universidad de Gotemburgo (V-Dem Institute 2019 y 2020), la Corporación Latinobarómetro (2018 y anteriores) o Barómetro de las Américas del Latin American Public Opinion Project en la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos (Zechmeister y Lupu 2019). Para muchos, con la evidencia recabada a lo largo de los años, las democracias en la región ya se encontraban en crisis, aunque esto no implicaba una caída libre o una crisis terminal.

 

En este contexto, la pandemia provocada por la dispersión a nivel mundial del virus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad COVID-19, ha generado dos crisis evidentes en cada uno de los países en los cuales se registra dispersión comunitaria del virus: una crisis sanitaria y una crisis económica. Sobre estos aspectos se ha escrito mucho en los últimos meses y, sobre todo, cuando las medidas de aislamiento y confinamiento se extendieron en el tiempo, produciendo severos daños a la salud de las personas y a la economía de los países. En los últimos tiempos el mayor número de casos se ha concentrado particularmente en el continente americano y, aunque la mayor tasa de contagios se dio en Estados Unidos, varios países de América Latina se encuentran entre los más afectados.

 

A la fecha en que se publica este texto, y según datos del Coronavirus Resource Center de la Universidad John Hopkins entre los 10 países con mayor número de casos acumulados, cinco son latinoamericanos (Brasil, Colombia, Perú, México y Argentina) y en número 11 es Chile. Sin embargo, al considerar el número de muertes acumuladas desde el inicio de la pandemia, sólo tres países de la región se encuentran entre los 10 primeros del mundo (Brasil, México y Perú); mientras seis de los 10 países que registran mayor número de personas recuperadas también pertenecen a América Latina (Brasil, Colombia, Perú, México, Argentina y Chile). Siempre es importante recalcar que por el tamaño poblacional no debe resultar sorpresivo que en una medida acumulada países como Brasil y México aparezcan entre los primeros lugares en el mundo, aunque esto no soslaya las deficientes estrategias que los gobiernos parecen haber implementado para combatir la epidemia en sus territorios (Milet 2020; Cueto y Lopes 2020).

 

Finalmente, resulta trascendente mencionar el porcentaje de positividad, que refleja el número de casos positivos entre el total de pruebas realizadas por día, ya que entre los primeros 10 países a nivel mundial destacan los latinoamericanos en las dos mediciones presentadas (Tabla 1). Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una tasa muy alta de positividad indica que el gobierno sólo está realizando pruebas a las personas con síntomas más claros y que requieren atención médica. La recomendación de la OMS es que las medidas de distanciamiento social se relajen cuando las tasas de positividad se mantengan por debajo del 5% durante más de 14 días, algo que parece lejano en la mayoría de los países de la región.

 

Tabla 1. Situación del coronavirus en el mundo. Los 10 países que más casos presentan (al 20 de septiembre de 2020)

País

Casos acumulados

País

Muertes acumuladas

País

Personas recuperadas

País

Positividad 11

País

Positividad 2*

Estados Unidos

6,777, 026

Estados Unidos

199,352

India

4,303,043

Argentina

68.69%

Bolivia

46.20%

India

5,400,619

Brasil

136,532

Brasil

3,937,914

Costa Rica

42.84%

México

44.70%

Brasil

4,528,240

India

86,752

Estados Unidos

2,577,446

Bolivia

36.05%

Argentina

38.20%

Rusia

1,098,958

México

73,258

Rusia

906,431

Ecuador

32.20%

Panamá

25.20%

Colombia

758,398

Reino Unido

41,848

Colombia

627,685

Colombia

26.43%

República Dominicana

24.50%

Perú

756,412

Italia

35,707

Perú

607,685

Paraguay

25.45%

Bangladesh

19.20%

México

694,121

Perú

31,283

Sudáfrica

589,434

España

19.95%

Qatar

17.30%

Sudáfrica

659,656

Francia

31,257

México

586,154

Iraq

17.88%

Sudáfrica

16.50%

España

640,040

España

30,495

Argentina

488,231

Libia

16.50%

Iraq

15.20%

Argentina

622,934

Irán

24,301

Chile

419,746

Kuwait

16.02%

Chile

14.90%

Fuente: Coronavirus Resourse Center, Universidad John Hopkins (datos al 20/9/2020, 11:23 a.m.). *Our World in Data (https://ourworldindata.org/grapher/covid-19-positive-rate-bar?tab=table&time=2020-04-14&country=~ARG&region=SouthAmerica)

1. Llama la atención la ausencia de México en esta medición, ya que no aparece en el listado mundial. Se puede revisar la información en https://coronavirus.jhu.edu/testing/international-comparison

 

Pero más allá de la delicada situación sanitaria y la profunda afectación que las medidas de aislamiento social y/o confinamiento obligatorio han generado en las economías de los países, es importante analizar cómo todo lo sucedido ha impactado y podrá impactar en las democracias latinoamericanas a futuro (Kurmanaev 2020). Se trata de democracias, que previo a la pandemia, experimentaban importantes fragilidades (con contadas excepciones) como consecuencia de la insatisfacción de la ciudadanía con los resultados arrojados por los gobiernos democráticos en los últimos 30 años. Altas tasas de corrupción, falta de transparencia y rendición de cuentas, altos niveles de desigualdad y pobreza, y dificultades en el ejercicio de los derechos y libertades para buena parte de la población en los diferentes países (Freedom House 2020), que tienen un claro correlato en las actitudes de la ciudadanía hacia las instituciones: insatisfacción y desconfianza.

 

Este contexto regional abrió la puerta a la llegada de líderes populistas (Rodríguez 2020) que llegan a poder a través de elecciones democráticas pero una vez allí toman decisiones que debilitan a las instituciones y a las instancias de control, al mismo tiempo que polarizan y limitan la pluralidad, y ponen en riesgo derechos y libertades de las personas. Estos liderazgos ponen a los sistemas políticos en alerta y potencialmente marcan un camino hacia la desdemocratización e incluso la abierta autocratización (Levistky y Ziblat 2018; Przeworski 2019). En 2019 se registraron importantes manifestaciones en Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador, y las soluciones a las demandas sociales planteadas en cada uno de estos países puede complejizarse como consecuencia de la pandemia. En Chile el plebiscito para la reforma constitucional se postergó por la pandemia y todavía hay indefiniciones al respecto. En Venezuela la crisis humanitaria se profundiza, así como la afectación a los derechos y libertades de la poblacion y muy particularmente de quienes manifiestan oposición al gobierno, situación que también se presenta en Nicaragua. En Argentina el gobierno continúa extendiendo la cuarentena (ahora hasta el 11 de octubre) mientras intenta disciplinar al Poder Judicial a través del Senado con aparentes motivaciones políticas que buscarían beneficiar a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, hoy vicepresidenta de la Nación y presidenta la Cámara Alta, quien se encuentra procesada en diversas causas judiciales (La Nación 2020).

 

Para atender la complejidad de la pandemia, diversos gobiernos han recurrido a la concentración de atribuciones en el Poder Ejecutivo, e incluso han dejado de funcionar los poderes Legislativo y Judicial o se han mantenido funcionando en situación de emergencia, lo que ha prendido una señal de alarma por el debilitamiento de los controles democráticos y la falta de rendición de cuentas en este contexto particular. En medio de esta situación, en el mes de junio IDEA Internacional junto con otras organizaciones realizó un llamado a cuidar la democracia, “para que no sea víctima de la pandemia”, que pone el énfasis en el respeto al equilibrio de poderes, la resposabilidad en la administración de elecciones y la posibilidad de perfeccionar el funcionamiento de las democracias representativas.

 

En el mes de marzo, en el inicio de la pandemia, V-Dem comenzó el proyecto llamado “Retroceso en pandemia: la democracia durante el COVID-19”. En su primer informe, del mes de abril, señalaba que 82 países democráticos en el mundo se encontraban en riesgo medio o alto de sufrir reversiones autoritarias durante la pandemia de COVID-19. En América Latina seis países se encontraban en riesgo alto (Bolivia, Brasil, El Salvador, Paraguay, Perú y Venezuela), mientras siete presentaban riesgo medio (Argentina, Colombia, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana), y seis riesgo bajo (Chile, Ecuador, Guatemala, Guyana, México, Uruguay). En un nuevo informe señaló las violaciones a los estándares democráticos registradas entre marzo y junio, y en esta ocasión Chile y República Dominicana no registraron violaciones, mientras Argentina Colombia, Costa Rica, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay registraron violaciones menores. Haití y El Salvador presentaron violaciones severas, y los nueve países restantes violaciones medias (México, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Venezuela, Bolivia, Brasil y Cuba). Queda expuesta la variación existente en la región respecto a las decisiones de los gobiernos y los riesgos que estas engendran para los sistemas democráticos.

 

Hasta el momento, en América Latina se han suspendido o pospuesto elecciones nacionales (o generales, incluso primarias) en Bolivia, Repúbica Dominicana, Paraguay y Puerto Rico; y lo mismo ha sucedido con elecciones subnacionales o locales en Argentina, Brasil, Colombia, México, Paraguay, Perú y Uruguay (IDEA Internacional). Estas situaciones, combinadas con posibles limitaciones a la realización de campañas electorales, sobre todo para la oposición, pueden poner en riesgo la periodicidad, la equidad y la competencia electoral, minando pilares básicos de las democracias. Habrá que poner mucha atención al respeto que muestren los gobiernos por los procesos electorales y por las decisiones de las autoridades en la materia, evitando intromisiones indebidas que puedan afectar los resultados de los comicios. Diversas organizaciones y expertos han mostrado su preocupación por la continuidad de las democracias y el riesgo de reversiones autoritarias en el mundo, y América Latina no es la excepción.

 

Mientras los contagios continúan, y la posibilidad de un rebrote en diversos países aparece de manera cada vez más nítida en el horizonte, habrá que estar atentos a los desafíos que esta situación presenta para subsistencia de las democracias. Aunque los sistemas democráticos en la región se han mostrado resilientes (IDEA Internacional 2019), O’Donnell, Schmitter y Whitehead (1989) al inicio de las transiciones advertían que los avances democráticos no son irreversibles y los riesgos de reversiones autoritarias siempre existen. La pandemia del coronavirus y la prolongación de las medidas de aislamiento y confinamiento, con sus claras y serias consecuencias para la salud y las economías, sin dudas presentan serios riesgos para el funcionamiento de las instituciones de la democracia, que todavía pueden exacerbar aún más las debilidades en una región con las complejidades sociales, políticas y económicas que presenta América Latina.

 

 

 

 

 

 

 

.....................................................................................................................................................

Fuentes consultadas

 

Corporación Latinobarómetro. (2018). Informe 2018. Santiago de Chile: Corporación Latinobarómetro.

Levitsky, S., & Ziblatt, D. (2018). Cómo mueren las democracias. Santiago de Chile: Ariel.

Corporación Latinobarómetro. (2018). Informe 2018. Santiago de Chile: Corporación Latinobarómetro. Obtenido de www.

Cueto, M., & Lopes, G. (Julio de 2020). Crisis sanitaria, política y social en Brasil. LASA Forum, 51(3), 8-12.

IDEA Internacional. (2019). El estado de la democracia en el mundo y en las Américas 2019. Confrontar los Desafíos, Revivir la Promesa. Obtenido de IDEA Internacional: https://www.idea.int/sites/default/files/publications/el-estado-de-la-democracia-en-el-mundo-y-en-las-americas-2019.pdf

John Hopkins University. (20 de 9 de 2020). Coronavirus Resourse Center. Obtenido de Coronavirus Resourse Center: https://coronavirus.jhu.edu

Kurmanaev, A. (29 de julio de 2020). América Latina se enfrenta a un retroceso de la democracia durante la pandemia. The New York Times. Recuperado de https://www.nytimes.com/es/2020/07/29/espanol/america-latina/democracia-america-latina-pandemia.html

Malamud, A. (julio-agosto de 2019). ¿Se está muriendo la democracia? Nueva Sociedad(282), 30-42.

Milet, P. V. (Julio de 2020). América Latina en el contexto internacional: Desafíos del COVID-19. LASA Forum, 51(3), 13-16.

Pérez-Liñán, A. (enero-febrero de 2017). ¿Podrá la democracia sobrevivir al siglo XXI? Nueva Sociedad(267), 35-45.

Przeworski, A. (2019). Crises of Democracy. Cambridge: Cambridge University Press.

Runciman, D. (2019). How Democracy Ends. Londres: Profile Books.

Varieties of Democracy Institute. (2020). Autocratization Surges - Resistance Grows. Democracy Report 2020. Obtenido de V-Dem Institute, Varietes of Democracy: https://www.v-dem.net/media/filer_public/f0/5d/f05d46d8-626f-4b20-8e4e-53d4b134bfcb/democracy_report_2020_low.pdf

Zechmeister, E. J., & Lupu, N. (2019). El pulso de la democracia. Nashville, TN: LAPOP.

 

EDICIÓN IMPRESA
Blog y Voto

El voto postal en las elecciones presidenciales de Estado Unidos 2020

Por: Said Hernández y Salvador Oliveros

Noviembre 11, 2020

Justicia

El mito de la apatía de las juventudes.

Por: Víctor Humberto Mejía Naranjo

Octubre 20, 2020

Proceso de renovación INE

Consejeras y consejeros del INE. ¿En qué nos quedamos? ¿A dónde vamos?

Por: Fernando Díaz Naranjo

Junio 10, 2020

Género y política

La paridad

Por: Dania Paola Ravel Cuevas

Septiembre 21, 2020

Proceso electoral 2020 - 2021

campañas en tiempo

Por: Karolina M. Gilas

Septiembre 07, 2020

SÍGUENOS EN TWITTER
SÍGUENOS EN FACEBOOK