Plazas vacantes en el INE

Según el diario 24 horas, en el INE se registra una estampida de funcionarios de mando superior ante la expectativa de que sus sueldos, prestaciones y jubilaciones sean reducidas, a partir del  relevo presidencial.

Reproducimos aspectos relevantes de la nota del reportero Angel Cabrera.

A unos días de que asuma el poder Andrés Manuel López Obrador, y con ello comience un programa de austeridad, 627 trabajadores del Instituto Nacional Electoral CINE) solicitaron su retiro voluntario.

Según información del organismo electoral, en los últimos años, 50 servidores públicos solicitaban, en promedio anual, su baja de la institución por haber cumplido más de 10 años deservicio.

Sin embargo, en 2018, la convocatoria del INE para retiro voluntario cerró con 627 solicitudes, lo que significa un incremento de 1,154%.

De acuerdo a la solicitud de información 3243, a los funcionarios que se les apruebe su retiro causarán baja del órgano electoral el 31 de diciembre y recibirán diversos beneficios.

Los lineamientos, avalados por el Consejo General, prevén que los trabajadores recibirán tres meses de salario bruto, 20 días de pago por cada año laborado; y un bono, que varía según la antigüedad de cada caso.

Por 10 años de servicio obtendrán un mes de salario; dos meses de paga recibirán quienes se retiren con 15 años de trabajo y 70 días, aquéllos que acumulen 20 años.

El INE explicó a 24 HORAS que se cuenta con un presupuesto máximo de480 millones de pesos, proveniente del Fideicomiso de Pasivo Laboral, y los recursos a ejercerse dependerán de cuántas solicitudes de baja sean aprobadas.

El aumento en las solicitudes de retiro ocurre de cara al cambio de Gobierno federal, cuya propuesta es disminuir los salarios de los funcionarios mediante la recién publicada Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Dicha legislación prevé que ningún servidor público puede ganar más que el Presidente en tumo. Hasta el momento, la propuesta del equipo del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, es fijar el salario en 108 mil pesos mensuales.

La mayoría de los funcionarios del INE que solicitaron su retiro ostentaban un salario superior a los 108 mil mensuales, entre los más significativos destacan Luis Emilio Giménez Cacho, coordinador de asesores de la Presidencia, cuyo salario bruto (antes de impuestos) ascendía a 220 mil 395 pesos mensuales.

Miguel Ángel Solís, director ejecutivo de Organización Electoral, con un salario bruto de 238 mil 480 pesos mensuales, también solicitó su retiro.

Los lineamientos de retiro voluntario establecen que, a partir de 2018, el INE publicará la lista de los puestos que quedaron vacantes, con el objetivo de buscar a los reemplazos.

Respecto a la posible disminución de salarios y prestaciones para los funcionarios electorales, el INE aguarda que la Secretaría de Hacienda emita los lineamientos generales del Presupuesto de Egresos de la Federación, con el fin de enviar su propuesta de gasto para 2019, que sería la más baja hasta ahora.

COLUMNAS

El contenido del link anterior es para suscriptores del periódico Reforma

Siguenos en Twitter