martes, septiembre 25, 2018

Por: Yuri Gabriel Beltrán Miranda1

La reforma electoral de 2014 fue un parteaguas para el trabajo conjunto entre autoridades electorales. Más allá de las facultades de asunción, atracción y delegación que puede ejercer el INE destacan los incentivos que la norma propone para el trabajo colaborativo.

La eficiencia del trabajo conjunto se ilustra cuando se evoca el pasado reciente en el que se instalaban dos casillas al mismo tiempo, cada una emanada de distintos procesos de selección de funcionarios. La casilla única rompió con aquella redundancia.

Así, para el sistema electoral, un desafío importante es aprovechar los canales de cooperación, sin sacrificar en la necesaria autonomía de cada órgano.

Para la Ciudad de México hay retos adicionales. Uno de ellos viene de la nueva Constitución local. Hay que dar a conocer la nueva forma de gobierno y la manera de elegir a los representantes y gobernantes. 2018 será la primera vez que elija a los alcaldes y sus respectivos concejales.

Un tercer desafío tiene que ver con la innovación. Si bien es cierto que el INE cuenta con las atribuciones para establecer criterios y parámetros generales, también lo es que en la medida que cada instituto local cree nuevos materiales, nuevas prácticas y nuevas mejoras, el sistema electoral en su conjunto obtendrá mejores fuentes de innovación.

Basta recordar que las elecciones locales han tenido notorias aportaciones. Hasta 2014 diez entidades habían legislado en materia de instrumentos electrónicos de votación.2 Algunas de estas consideraciones eran sobre notificaciones electrónicas, sistemas de quejas y denuncias, publicación en línea de ubicación de casillas, así como de resultados preliminares, etcétera.

En algunas cosas, la innovación ha llegado de la periferia hacia el centro. Coahuila es vanguardia respecto a las urnas electrónicas y, al menos ocho entidades han utilizado alguno de los prototipos desarrollados por dicha entidad (Aguascalientes, Campeche, Michoacán, Sinaloa, Sonora, Veracruz, Yucatán y Zacatecas). Incluso, en 2015 el INE realizó pruebas piloto. No tengo duda de que el futuro de la democracia es caminar hacia la era digital.

Por ejemplo, en el Instituto Electoral de la Ciudad de México estamos impulsando un protocolo para la detección a través de radiofrecuencia de actas y boletas electorales que pudieran haber sido integradas a un paquete electoral distinto al de su elección. Es decir, se propone el uso de la tecnología para evitar que la documentación local llegue a un órgano diferente al que tiene que llegar (federal-local ó viceversa).

Un último reto tiene que ver con el voto extraterritorial. Se han incrementado las comunidades de mexicanos en el exterior habilitadas para votar. Ese incremento viene aparejado del desafío de que quienes viven fuera del país cuenten con la información necesaria para ejercer un voto informado y razonado.

En efecto, la prohibición de campañas en el extranjero debe subsanarse a través de debates televisados en el extranjero; presencia en redes sociales; información contenida en los paquetes electorales postales, entre otros.

Finalmente, otro reto importante es dar a conocer las características de los distintos métodos para estimar tendencias electorales, así como de los cómputos. Si la ciudadanía conoce en forma más precisa qué puede esperar de conteos rápidos, PREPS y cómputos, más acertadas serán sus expectativas.


1 Consejero Electoral del Instituto Electoral de la Ciudad de México.
2 Baja California, Chiapas, Coahuila, el entonces Distrito Federal, Estado de México, Jalisco, San Luis Potosí, Sinaloa, Yucatán y Zacatecas.

 

YURI GABRIEL BELTRÁN MIRANDA

Consejero electoral del IECM. Maestro en Gobierno y Asuntos Públicos por FLACSO y licenciado en Economía por la UNAM. Especialista en Justicia Electoral por el TEPJF.

Fue asesor de Presidencia y Ponencia en la Sala Superior del TEPJF. En el entonces IFE, asesoró a la Secretaría Ejecutiva y a la Coordinación del Voto de los Mexicanos Residentes en el Extranjero.

Ha participado en proyectos de observación electoral en Brasil, Bolivia, Colombia, Estados Unidos y Perú. Ha colaborado en El Universal, Este País, Voz y Voto, Nexos, CNN en español y ADN Político.

 

COLUMNAS

El contenido del link anterior es para suscriptores del periódico Reforma

Siguenos en Twitter