Una proyección diferente

Desde el domingo por la noche hemos visto proyecciones sobre la integración de la siguiente legislatura del Congreso de la Unión. Que el partido Morena tendrá mayoría en ambas Cámaras no hay duda. En cambio, lo que aún no está definido es si esa mayoría será absoluta (mitad más uno del total) o relativa (Morena sería la minoría mayor). Lo que es imposible es que el partido Morena obtenga, por sí mismo, la mayoría calificada (dos terceras partes del total) en alguna de las dos Cámaras. En Diputados no se puede porque la Constitución determina que ningún partido puede obtener más de 300 diputados (por ambos principios, mayoría relativa y plurinominales) y la mayoría calificada en esa Cámaras se forma con 333;  en el Senado la mayoría calificada es de 85, y Morena no los alcanza.

El error en que incurren las proyecciones de integración de ambas Cámaras es que agrupan en un solo bloque a los tres partidos de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES), sin considerar que las coaliciones, conforme a la ley, son solamente para fines electorales, no para fines legislativos. Es decir, cada partido tiene su propio grupo parlamentario en cada Cámara, y sin partido político no puede haberlo (es norma de la Constitución).

Es necesario considerar que para efectos de registro legal y participación en la asignación de curules y escaños, el primer requisito es que cada partido que compitió obtenga, al menos, el 3% de la votación total (descontando votos nulos y por candidatos no registrados). De acuerdo a los datos del PREP/INE, hay dos partidos que no conservarán su registro legal, el Partido Nueva Alianza (PANAL) y el Partido Encuentro Social (PES), este último formó coalición electoral con Morena. Por tanto, al extinguirse, esos dos partidos no tienen derecho a recibir diputados plurinominales, ni pueden formar grupo parlamentario, aunque tuvieran diputados de mayoría ganados en distritos electorales. En su caso, esos diputados, o senadores, deberán optar entre declararse como legisladores sin partido o formar parte de alguno de los grupos parlamentarios que existirán en la próxima legislatura.

Otro problema al proyectar cuántos diputados y senadores tendrá Morena en la próxima legislatura es que en el convenio de coalición con el PT y el PES Morena les asignó, en el papel, 150 distritos de mayoría y casi la mitad de las candidaturas de mayoría para el Senado (66 en total), pero en la realidad, en la mayoría de esos casos los candidatos registrados no fueron del PES ni del PT sino de Morena, por lo que de haber obtenido el triunfo cabe esperar que formen parte del respectivo grupo parlamentario de Morena.

El día de ayer el INE difundió un documento para mostrar el efecto de la paridad de género en la integración de las Cámaras del Congreso, en ese documento se presenta una proyección preliminar por partido.

Veamos lo que indica el documento del INE y qué correcciones hay que hacerle.

Para la Cámara de Diputados, curules de mayoría relativa, la proyección del INE asigna a Morena 107, al PT 56 y a PES 56. Como el PES no tendrá registro legal, sumemos a Morena los 56 del PES, para darle un total de 163. En el caso de diputados plurinominales, el INE proyecta a Morena con 78 curules y al PT con 6. Cabe destacar que en el documento del INE se da por sentado que el PES y el PANAL pierden registro, por lo que no les asigna diputados plurinominales.

Dice el INE que Morena tendría 163 diputados de mayoría, más 78 plurinominales, para un total de 241 el 48.2% del total de la Cámara. Pero hay un problema: de acuerdo a la ley, existe un límite a la sobrerrepresentación de un partido en la Cámara de Diputados, y ese límite son 8 puntos porcentuales. Es decir, como morena tiene, en el PREP; un porcentaje del 39.2%, no puede tener más del 47.2% del total de diputados, es decir, 236 diputados en total. En consecuencia, habrá que quitarle a Morena 5 diputados plurinominales, para que se ajuste a la regla constitucional.

236 diputados son el 47.2% del total; para alcanzar 251, la mitad más uno y tener mayoría absoluta le faltan 15 diputados. Como el PT tiene asignados, según el INE, 56 de mayoría y 6 plurinominales (62), basta con que 15 de ellos se adscriban a Morena para que este partido tenga grupo parlamentario con la mayoría absoluta.

Por su parte, el PT tendría 6 diputados plurinominales, con lo que le alcanza para formar grupo parlamentario (la ley establece un mínimo de 5); a qué grupo parlamentario se adscribirán los otros 41 diputados que formalmente compitieron como si fueran del PT, es una incógnita.

Pasemos a ver el Senado.

Según el documento ya citado del INE, Morena tendrá un total de 55 senadores (incluye los de mayoría relativa, primera minoría y plurinominales) de un total de 128, es decir el 43% del total. El mismo INE atribuye al PES 8 escaños de mayoría o primera minoría en el Senado, pero como ese partido no tendrá registro legal, esos 8 escaños hay que sumarlos a Morena, que llega a 63, le faltan 2 para la mayoría absoluta (65). El PT, el otro partido aliado de Morena, tiene 6 escaños en total; puede pasarle a Morena 2 y así darle mayoría absoluta, pero en ese caso, el PT se quedaría con 4 escaños, lo que le impediría formar grupo parlamentario en la Cámara Alta.

Por lo pronto, Morena, por sí mismo, tiene asegurada la mayoría absoluta en la LXIV legislatura de la Cámara de Diputados (251 o un poco más) y está a dos escaños de tenerla, también por sí mismo, en el Senado.

Será a finales de agosto próximo cuando veremos los datos definitivos de votos por partido, que se traducirán en curules y escaños.

El documento del INE está disponible en su página oficial (“resultados preliminares de la integración de la LXIV legislatura”.

Banner Content

COLUMNAS

El contenido del link anterior es para suscriptores del periódico Reforma

Siguenos en Twitter