lunes, julio 23, 2018

Siete candidatos y un desafortunado formato hicieron realidad lo que muchos pronosticaron.

El primer debate entre quienes aspiran a gobernar la Ciudad de México en los siguientes seis años se convirtió en aburrido ejercicio de monólogos. El conductor, Javier Solórzano, debió echar mano de su colmillo y memoria para evitar confusiones en la asignación de turnos y evitar que el desorden ocupara la pantalla.

Beneficiaria de la popularidad que el ex jefe de gobierno del DF, López Obrador, conserva en la ciudad capital –como antes lo fueron Marcelo Ebrard y Miguel Ángel Mancera, la candidata de Morena, Claudia Sheinbaum, tuvo un día de campo, casi un picnic,  en el que solo falto la cesta de mimbre con viandas y una flor para adornar el mantel. Trepada en la carreta de López Obrador, podría quedarse en su casa, ver por la tele a sus adversarios en los siguientes dos debates, y ganar el 1º el julio. No es que sea invencible, es que sus contrincantes son malos.

Con las leyes electorales vigentes, que indebidamente hicieron de los debates entre candidatos otro tema regulado por la autoridad electoral, es imposible pedir un debate solo entre tres, mucho menos entre dos candidatos, y que a los demás se les otorgue tiempo y condiciones para que hagan otro, aparte. Se dirá que eso es discriminación. Sin embargo, así fue en 1994, cuando se realizó el primero. En aquel año hubo uno con la participación de Zedillo, Cárdenas y Fernández de Cevallos, y a los demás candidatos se les abrió tiempo en TV para su propio encuentro. Nadie se quejo ante el Tribunal Electoral, pues ese no era tema regulado.

El domingo 22, en el debate entre cinco candidatos presidenciales, veremos los resultados de otro formato ideado con las mejores intenciones del mundo; los consejeros del INE hablan de dar “frescura” y “agilidad” al encuentro.

Frescas las lechugas; ágiles las gacelas.

Con cinco candidatos y 3 conductores, el debate podría tener algunos chispazos, que lo hagan menos aburrido del que ayer se transmitió por el Canal 11, pero no cabe sembrar ilusiones ni esperar algo entretenido. Como el martes pasado dijo en reforma.com el director de Voz y Voto, “sin eso, lo que hay es bostezo”.

No se duerma.

LATEST POSTS

¡¡¡ARRANCAN LAS CAMPAÑAS!!!
Inicio a tercios

Inicio a tercios

29 marzo, 2018
Candidatos a Senadores
Candidatos a Diputados
img advertisement