Lo bajo de la Baja California

Alberto Consejo V.

El 5 de enero de 2019 el Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEBC) publicó la Convocatoria para la renovación de los diputados del Congreso del Estado; munícipes y gobernador; todos por un periodo de 2 años; tal y como se dispuso en la reforma constitucional local del 17 de octubre de 2014 a fin de que concurrieran, a partir de 2021, las elecciones locales con las federales intermedias.

Contra la convocatoria citada el Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Baja California (TJEEBC) resolvió inusitadamente, en contravención de la Constitución, en su sentencia del 24 de febrero de 2019, que el periodo de gobierno debía concluir en 2024 y no en 2021 (5 años y no 2); el 25 de febrero el IEBC cumplió con la sentencia del Tribunal local y emitió la Adenda ordenada a la Convocatoria.

El 27 de marzo de 2019 la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió por unanimidad, en el SUP-JRC-5/2019 y acumulados, revocar la sentencia del TJEEBC que ordenaba aumentar el periodo del gobernador electo en 2019.

Segundo intento en el Tribunal Electoral Local

El 3 de abril pasado el C. Jaime Bonilla Valdez (hoy gobernador electo) interpuso ante el Tribunal Local el recurso de inconformidad RI-63/2019 en contra del acuerdo IEEBC-CGPA37-2019 del Consejo General del IEBC (30 de marzo) por virtud del cual se le otorgaba registro a él como candidato a gobernador en los términos de la convocatoria que atendía la resolución de la SS del TEPJF SUP-JRC-5/2019 y acumulados. El 7 de mayo de 2019 el Tribunal Local resolvió ahora declarar la inaplicación del artículo Octavo Transitorio del Decreto de 2014 citado (periodo transitorio de gobierno de 2 años) y declarar que se debía modificar la convocatoria para que el periodo de gobierno fuera del 2019 a 2025; es decir ¡¡¡seis años!!!

El 29 de mayo de 2019, contra lo resuelto por el TJEEBC citado anteriormente la Sala Superior del TEPJF revocó (nuevamente) la sentencia del Tribunal Local por lo que los bajacalifornianos acudieron a las urnas, cuatro días más tarde, el 2 de junio a votar por quien debía gobernarlos por un periodo de dos años.

Tercer intento en el Congreso de Baja California

El lunes 8 de julio, en periodo extraordinario, el Congreso saliente del Estado de Baja California, que concluye el 31 de julio próximo, con 21 de 25 votos posibles (3 de ellos de Morena) decidió reformar el artículo Octavo Transitorio de 2014 que disponía el periodo de gobierno de dos años. Se dispuso ahora por cinco años hasta el 2024.

Conclusiones

No es exagerado decir que, desde el momento en que era candidato con francas posibilidades de ganar, parece haber una conspiración para desconocer la Constitución de Baja California y prorrogar, a como dé lugar, el periodo de gobierno de Jaime Bonilla Valdez, hoy gobernador electo quien protestará al cargo el próximo 1 de noviembre, en una de esas, por un periodo superior del que fue constitucionalmente electo. ¿Cómo es posible que se reforme un artículo transitorio que pretenda alterar la voluntad de los electores que en estricto votaron por candidatos para ejercer por un periodo de dos años y no de cinco?

El último valladar de la legalidad será la Suprema Corte de Justicia de la Nación que en vía de Acción de Inconstitucionalidad debería anular la reforma del Congreso del Estado; se necesitan ocho de once votos de los ministros, lo que no debiera ser complicado obtener, pero los tiempos que corren, hay que reconocerlo, nada parece ser sencillo.

Lo que ha sucedido alrededor de la elección de gobernador en Baja California es de suyo escandaloso; aunque en la vorágine informativa el asunto puede diluirse pronto y con ello el estado de derecho del que México es eterno aspirante.

Siguenos en Twitter

Siguenos en Facebook

Facebook Pagelike Widget