El pasado 21 de septiembre fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Dictamen del Consejo General del INE por el que se  declara la pérdida del registro legal del Partido Encuentro Social (PES).

El artículo 70 constitucional, en su párrafo tercero, determina lo siguiente: “La ley determinará las forma y procedimientos para la agrupación de los diputados según su afiliación de partido, a efecto de garantizar la libre expresión de las corrientes ideológicas representadas en la Cámara de Diputados.”

La Ley Orgánica del Congreso General, establece para la Cámara de Diputados:

ARTICULO 26.

  1. Conforme a lo dispuesto por el artículo 70 constitucional, el Grupo Parlamentario es el conjunto de diputados según su afiliación de partido, a efecto de garantizar la libre expresión de las corrientes ideológicas en la Cámara.
  2. El Grupo Parlamentario se integra por lo menos con cinco diputados y sólo podrá haber uno por cada partido político nacional que cuente con diputados en la Cámara.”

La misma Ley establece, para la Cámara de Senadores:

ARTICULO 71.

  1. Los grupos parlamentarios son las formas de organización que podrán adoptar los senadores con igual afiliación de partido, para realizar tareas específicas en el Senado y coadyuvar al mejor desarrollo del proceso legislativo. Además, deberán contribuir a orientar y estimular la formación de criterios comunes en las deliberaciones en que participen sus integrantes.

“ARTICULO 72.

  1. Sólo los senadores de la misma afiliación de partido podrán integrar un grupo parlamentario, que estará constituido por un mínimo de cinco senadores. Sólo podrá haber un grupo parlamentario por cada partido político representado en la Cámara.”

 

Resulta claro que conforme a la Constitución y la Ley, para que haya grupo parlamentario debe haber partido político, y para que éste último exista debe tener registro legal ante el INE.

El PES perdió su registro legal por no obtener el mínimo de votación que dispone la Constitución. A partir del 21 de septiembre carece de personalidad jurídica y patrimonio, pero en la Cámara de Diputados y en la de Senadores, tanto las mesas directivas como las juntas de coordinación política ignoran esas normas y admiten la existencia de un muerto viviente, el Partido Encuentro Social y sus inconstitucionales grupos parlamentarios, ¡a los que además han concedido el derecho de nombrar un representante ante el INE!

¿Será necesario que el TEPJF o la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenen a las dos Cámaras del Congreso de la Unión respetar la Constitución y su propia Ley?

COLUMNAS

El contenido del link anterior es para suscriptores del periódico Reforma

Siguenos en Twitter