Si algo quedó claro del proceso electoral local 2017-2018 en el estado de Chiapas es que, aunque el principio de paridad se encuentra protegido por la Constitución para garantizar que más mujeres participen en el espacio público, las acciones para su defensa y maximización deben continuar. El lamentable caso de las llamadas “Manuelitas” puso de manifiesto que aún existen prácticas que buscan evitar que las mujeres puedan, no solamente acceder a cargos públicos, sino también ejercerlos de manera libre. La presentación masiva de renuncias de candidatas a diputaciones y regidurías por el principio de representación proporcional en Chiapas sorprendió porque, de manera inédita, el instituto electoral local se hubiera visto en la imposibilidad de asignar los cargos de representación proporcional correspondientes ante la falta de fórmulas del género femenino.

La respuesta del Consejo General del Instituto Nacional Electoral fue contundente. Se ejerció la facultad de atracción para adoptar criterios que permitieran detener la simulación en la entidad y lograr la integración final de los órganos de representación locales, respetando el sufragio emitido en las urnas y al mismo tiempo garantizando el principio de paridad de género. Con este antecedente, en tres entidades que celebrarán elecciones locales este año ya se tomaron acciones y se aprobaron reglas para la asignación de regidurías y diputaciones de representación proporcional ante la posibilidad de renuncias masivas, garantizando así que las mujeres puedan ocupar los cargos de elección popular para los que fueron postuladas y resultaron electas.

En Aguascalientes se elegirán las autoridades de 11 ayuntamientos el próximo 2 de junio. El Instituto Estatal Electoral (IEE) de la entidad aprobó el pasado mes de noviembre de 2018 las Reglas Sobre Medidas Afirmativas para Garantizar la Paridad de Género en el Proceso Electoral Local 2018-2019, mismas que contemplan un procedimiento para la asignación de las regidurías de representación proporcional ante la posibilidad de renuncias sistemáticas de candidaturas femeninas. En primer lugar, las reglas establecen que de ninguna manera se le podrá asignar una regiduría por el principio de representación proporcional a una fórmula del género masculino si esta posición le corresponde a una fórmula de mujeres y al momento de la asignación no se cuenta con fórmulas de este género por haberse presentado renuncias.

Asimismo, el procedimiento prevé que, en el caso de que se presente la renuncia de la totalidad de las fórmulas de candidatas, se les citará a ratificar su renuncia ante el IEE, por conducto de la Comisión de Igualdad Política y no Discriminación, la cual deberá prestar la atención necesaria para prevenir y atender casos de violencia política de género, haciéndoles saber las consecuencias jurídicas de su renuncia y del derecho que tienen para integrar los órganos para los que fueron electas. Si las renuncias son ratificadas, el IEE procederá de la siguiente manera para la asignación de regidurías de representación proporcional: si la primera fórmula de candidaturas de mujeres a la que le corresponde la asignación está vacante o fue cancelado su registro, se asignará a la siguiente fórmula del género femenino. Si ya no se cuenta con candidaturas femeninas porque fueron canceladas o renunciaron a la candidatura, las regidurías se asignarán a las fórmulas femeninas que hayan sido registradas por el principio de mayoría relativa que no obtuvieron el triunfo, respetando el orden de prelación en que fueron postuladas. En caso de que no sea posible cubrir los cargos de representación proporcional de esta manera, entonces las regidurías se reasignarán entre los demás partidos políticos o candidaturas independientes que cuenten con fórmulas femeninas, comenzando con el de mayor porcentaje de votación.

            Por su parte, Tamaulipas y Quintana Roo renovarán sus Congresos locales. En Tamaulipas se disputarán 22 curules por el principio de mayoría relativa y 14 curules por el principio de representación proporcional; mientras que en Quintana Roo se competirá por 15 curules por el principio de mayoría relativa y 10 por el principio de representación proporcional. El Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) aprobó que, ante la posibilidad de renuncias masivas de candidatas, antes de proceder a cancelaciones de candidaturas, la Dirección de Prerrogativas deberá citar a las y los candidatos a efecto de que acudan a ratificar su renuncia. Si ello sucede y en la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional al partido político que le corresponde una o varias curules por este principio ya no cuenta con candidaturas de mujeres, las curules que corresponden a ese género serán asignadas a las fórmulas de candidatas que hayan sido postuladas por el principio de mayoría relativa que, no habiendo obtenido el triunfo, tengan el porcentaje de mayor votación obtenida en su distrito. En caso de que no sea posible cubrir los cargos de representación proporcional aplicando este criterio, entonces las diputaciones por este principio que le correspondan a algún partido político o coalición deberán reasignarse entre los demás partidos que cuenten con fórmulas de mujeres que puedan asumir dichos cargos. Si bien en Quintana Roo no se previó el mecanismo preventivo de la ratificación de las cancelaciones, el procedimiento a seguir para la asignación de diputaciones por el principio de representación proporcional será el mismo[1].

            Pero estas entidades irán más allá, asegurando la integración paritaria de los órganos de representación locales. En reconocimiento de que, en la historia del Congreso del Estado, no ha existido legislatura alguna con integración paritaria, limitando así la participación e incidencia de las mujeres en los asuntos públicos del estado, los criterios aprobados por el IETAM estipulan que, si de la asignación de diputaciones de representación proporcional se observa que las mujeres se encuentran sub representadas, se realizarán ajustes, sustituyendo cuantas fórmulas sean necesarias hasta alcanzar la paridad. En Quintana Roo, los criterios aprobados estipulan que, a partir de los resultados obtenidos bajo el principio de mayoría relativa, el Consejo General del Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO) buscará equilibrar los géneros hasta alcanzar la paridad en la asignación de diputaciones de representación proporcional. Por su parte, en Aguascalientes se asignarán regidurías de representación proporcional tomando en consideración la integración del ayuntamiento. Si este no estuviera integrado de manera paritaria, se identificarán cuántas mujeres faltan y se asignarán a candidatas del mismo partido político siguiendo el orden de prelación.

            Los procedimientos aprobados en las entidades para asegurar los derechos político-electorales de las mujeres se suman a una serie de reglas con las que se busca, no sólo a la postulación paritaria de candidaturas mandatada por la Constitución, sino también integraciones paritarias de los órganos de representación popular. En las tres entidades analizadas, así como en Baja California y Durango, que también sostendrán procesos electorales locales ordinarios, se observarán la paridad horizontal y vertical en la postulación de candidaturas a los Congresos locales y a los ayuntamientos. Asimismo, en Durango˗ donde se elegirán las autoridades de 39 ayuntamientos˗ y en Tamaulipas y Quintana Roo, se previeron procedimientos para dividir en bloques la votación obtenida por cada partido político en la última elección para verificar que los bloques de votación baja no sean ocupados preponderantemente por mujeres. En el caso particular de Quintana Roo, incluso, se ha establecido que los bloques de votación alta y baja deben cumplir con igual número de candidatos y candidatas. Por otro lado, en Aguascalientes, Baja California y Durango se establecieron reglas para que, en caso de que el número de candidaturas postuladas a los ayuntamientos sea impar, la mayoría de las candidaturas que se postulen sean femeninas.

            Con estas reglas, los organismos públicos locales preparan el escenario para la celebración de elecciones en estas entidades el próximo 2 de junio, respondiendo a lo que ha sido confirmado por la autoridad jurisdiccional y la Suprema Corte de Justicia de la Nación una y otra vez: bajo ninguna circunstancia es posible establecer excepciones a los preceptos legales de paridad de género en la postulación de candidaturas. Las exigencias democráticas y las de paridad de género no son contrarias, sino complementarias. Ojalá que estas acciones nos ayuden a trascender el año de la paridad y transitar hacia la vida pública paritaria, en beneficio de todas y todos los mexicanos.

MTRA. Georgina de la Fuente


[1] El Acuerdo fue confirmado por el Tribunal Electoral de Quintana Roo el pasado 25 de enero de 2018 mediante el Recurso de Apelación identificado con la clave RAP/001/2019.

Para Leer más de la autora da clic aquí.

Siguenos en Twitter