Viernes 19 de enero de 2018 7:16 am
NOTA DE LA SEMANA

Para Lectores y Electores Enero 2018

Voz y Voto

¿Cómo que quién es el candidato?

Nunca faltan díscolos, gente envidiosa que quisiera ver a alguien de su familia en los más altos cargos. Ante el destape de José Antonio Meade –pronúnciese Mid–, algunos miembros del PRI dijeron que no lo conocían. Hubo que recordarles que es hijo de Dionisio Meade y García León, diputado del tricolor para el periodo 1997-2000. Don José Antonio no es un desconocido, aunque hasta el día del destape tuviera menos de seis por ciento de popularidad en las encuestas. Es economista y abogado por el ITAM, donde se hizo inseparable amigo de Luis Videgaray (por eso las malas lenguas le dicen al candidato “Midegaray”, pero no hay que hacer caso). En el gobierno priista de Ernesto Zedillo, Meade fue funcionario de la Consar y de ahí pasó al ipab, donde como secretario adjunto contribuyó a solucionar el asunto del Fobaproa, pues gracias a él y otros funcionarios, la deuda de los banqueros se repartió democráticamente entre todos los mexicanos, sus hijos y sus nietos. De ahí, ya en el sexenio foxista, pasó a la Secretaría de Hacienda, obviamente como director de Banca; después dirigió Banrural y Financiera Rural para luego ocupar una subsecretaría. Con el panista Felipe Calderón en Los Pinos, el ahora abanderado del PRI fue coordinador de asesores de Agustín Carstens, titular de la SHCP, y a él (a Meade) le debemos que se haya suprimido la exención general a los derechos de autor. Entre 2008 y 2010 ocupó dos subsecretarías en Hacienda y a partir del 7 de enero de 2011 se desempeñó como secretario de Energía durante ocho meses, para volver a Hacienda, esta vez como titular del ramo. Catorce meses después se convirtió en canciller, puesto que desempeñó durante casi tres años, hasta que el 27 de agosto pasó a la Secretaría de Desarrollo Social, en la que permaneció 13 meses, para finalmente volver a Hacienda y quedarse ahí durante poco más de 14 meses. De modo –¡Óiganlo bien, envidiosos!– que es un hombre muy conocido en varias secretarías.

En juego, más de 3,400 cargos

Este año están en disputa más de tres mil 400 cargos públicos de elección. Por supuesto, el más ansiado es el de presidente de la República, pero el de jefe de gobierno de la Ciudad de México no es en modo alguno despreciable. Siguen luego las gubernaturas, senadurías, diputaciones federales y locales. Cualquiera diría que con tanto pastel para repartir todos deberían estar muy contentos. Y lo están, pero eso no impide que partidos y candidatos afilen hachas y cuchillos, pues las campañas no serán precisamente un duelo de caballeros (damas incluidas). Lo que está en juego es el poder, así, a secas, y en el México de hoy, tan golpeado y tan dolido, hay motivos sobrados para el encono. Imposible olvidar lo que un partido dice del otro y cada candidato de los demás. Es la guerra. Esperemos que la sangre no llegue al río. Es más: imploremos a San Urbano de la Urna que no haya sangre.

Reivindicar a los partidos, pide el INE

Muy desprestigiados han de estar los partidos políticos cuando por todo el país surgen las candidaturas independientes a diversos cargos. Incluso, Enrique Alfaro, alcalde de Guadalajara, ya anunció que buscará la gubernatura pero sin el Frente Ciudadano, pues le da penita ir bajo las banderas de la izquierderecha, el PAN y el PRD. En cualquier caso, si todo sale como lo tiene planeado, será candidato solo del Movimiento Ciudadano, aunque aseguró que seguirá apoyando al Frente con el fin de “parar en seco al PRI”. Bueno… con razón Lorenzo Córdova llamó a “reivindicar a los partidos en ese rol de agregación (así dijo) en torno a programas políticos, en torno a ideologías y en su rol como mecanismos de funcionamiento de la democracia”. Pos sí pues, como dicen en Jalisco.

Un Congreso más que generoso

Hace apenas diez años, el pago de estímulos de la Cámara de Diputados, el Senado y la Auditoría Superior de la Federación fue de 195 millones 567 mil pesos. Pero como bien se sabe, el progreso del país es incontenible y ahora ambas cámaras y la Auditoría levantarán en 2018 la nada despreciable suma de 659 millones 500 mil pesos, que se repartirán entre “servidores públicos de mando” (quién sabe qué será eso), “operativos sindicalizados” (ídem), “operativos de confianza” (¿acá entre nos?) y personal del servicio técnico de carrera (los que andan siempre de prisa). ¡Adelante, patriotas, que para eso es el dinero!

Meade a priistas: “Háganme suyo”

Entre las frases del año pasado figuran las palabras con que José Antonio Meade se expresó ante los dirigentes de la Confederación de Trabajadores de México, a quienes dijo en tono cuasifranciscano: “Quería iniciar este camino humildemente pidiéndole a la CTM que me haga suyo”. De inmediato le extendieron una credencial y le respondie-
ron por boca de CarlosAceves del Olmo: “Siempre aspiramos a que fuera nuestro candidato”, lo que por supuesto esos líderes obreros (¡Ejem!) habían mantenido en el más completo hermetismo, pues de haberlo dicho antes el Gran Destapador se hubiera sentido marginado. Las mujeres priistas, que no forman un sector sino nada más un organismo, comentaron que la petición de Meade a la CTM debió haberla hecho ante ellas, y de inmediato lo habrían hecho suyo en forma tumultuaria, desde luego con permiso de su señora esposa.

En la ALDF, el PRD contra Morena

Ahora que suenan los primeros acordes de Las golondrinas, el PRD quiere despedirse en son de guerra, con total determinación de llenarle el buche de piedritas a Morena. Se recordará que al iniciarse en la ALDF la presente Legislatura, los muchachos de Mancera (¿O son de Héctor Serrano?) adquirieron, suponemos que a precio no tan módico, el respaldo del PRI, el PAN y la bisutería para negarle a Morena, fuerza mayoritaria en la capital, toda comisión importante. Hace un par de meses le tocaba a este partido presidir la Mesa Directiva y por unos días ocupó el cargo Flor Ivone Morales, pero se produjo una protesta de los morenistas en el recinto de la Asamblea y el PRD y sus compinches destituyeron sin decir agua va a la presidenta. La gracia más reciente ocurrió en noviembre, cuando la gente del ya muy pálido sol azteca les descontó un día de dietas a los diputados que se negaron a asistir para impedir el quórum. Los amarillos han sembrado vientos, ya veremos qué recogen

Mono, perico y poblano, ¡Lozano!

Luis Miguel Barbosa, senador por Morena y muy probable candidato a la gubernatura de Puebla, acusó al PRI y al PAN de ponerse de acuerdo para nombrar fiscales a modo y así repartirse los cargos públicos. Le respondió su colega Javier Lozano Alarcón, senador de la fracción filopriista del PAN, quien escribió en su cuenta de Twitter: “Este panzón ignorante no entiende que no pueden fijar requisitos en una convocatoria por encima de la Constitución”. El mismo senador Lozano, ante el destape del ahora candidato tricolor, se declaró su simpatizante y hasta reveló que hay “muchos panistas que aunque no simpaticen con el PRI votarían por Meade”, a quien otro distinguido prianista, entusiasta participante del besamanos declaratorio, casi le prometió su voto, pues dijo que nada lo obliga a sufragar “por los absurdos populistas que construyó el Frente Ciudadano”. Eso se llama firmeza de principios.

Para vergüenzas no gana uno…

Sí, como decían las abuelas, para vergüenzas no gana uno. Vino a México don Tabaré Ramón Vázquez Rosas, presidente constitucional de la República Oriental del Uruguay, quien fue recibido por el presidente mexicano Enrique Peña Nieto con esmero geográfico: “Señoras y señores, quiero saludar en primer término al excelentísimo señor presidente de la República Oriental del Paraguay, al señor Tabaré.

Dione da clases de sexualidad

En el día de San Valentín, 14 de febrero de 2017, Dione Anguiano, la delegada perredista de Iztapalapa, hizo una interesante demostración pública de cómo se pone con la boca un condón en el instrumento sexual masculino. Ratificó su éxito como sacerdotisa de Eros en diciembre, cuando se celebró el décimo aniversario del programa Prepa Sí en la Macroplaza delegacional. Ahí, para regocijo de los jóvenes asistentes, la funcionaria les lanzó un enérgico exhorto: “No se embaracen, no sean güeyes. Gocen la adolescencia. Ya después tendrán tiempo para mantener (¿hijos?). Ahorita hay que coger… ¡Cojan rico, pero con condón!” (aplausos del respetable).

error: Content is protected !!