Voz y Voto en línea

¿Por qué pierden?

Democracia

Por: Said Hernández Quintana*

Siempre han existido distintas y variadas razones por las que un partido político puede perder su registro. Sin embargo, hoy existe una que podría calificarse de única o principal. Me refiero a la causal de no alcanzar la cuota mínima de votos en los últimos comicios. Según la Ley General de Partidos Políticos, aquel partido que no logre obtener, en la última elección ordinaria, por lo menos el 3% de la votación válida emitida,1 perderá el registro.

A continuación, presento un análisis de los resultados observados en los procesos electorales 2020-2021 con el fin de evaluar el desempeño electoral de los partidos políticos que no lograron superar la barrera del 3% de los votos válidos y que, por ello, perdieron su registro.2 Abordaré dicho análisis en dos entregas; en esta primera, hablaré de la pérdida de registro de los partidos políticos locales de las treinta y dos entidades federativas; y en una posterior, presentaré lo relativo a los partidos políticos nacionales que perdieron su registro en las elecciones federales.


1. ¿Cuántos partidos políticos compiten en las elecciones locales?

Para el análisis consideraré tres grupos: el de los partidos políticos nacionales con acreditación local, el de los partidos políticos con registro local que sobrevienen de partidos nacionales y el de los partidos políticos con registro local.

Los partidos de los tres grupos tienen básicamente los mismos derechos y obligaciones, pero se distinguen por el tipo de elección en la que pueden participar.3 Los partidos nacionales compiten en las elecciones federales (presidencia, diputaciones federales y senadurías) y por disposición constitucional también pueden hacerlo por gubernaturas, diputaciones locales y ayuntamientos.

Por su parte, los partidos políticos nacionales que perdieron su registro nacional, pero lograron conseguir su registro a nivel estatal, y los partidos con registro local, no están posibilitados para disputar los cargos federales, pero sí pueden competir por los cargos de la entidad correspondiente.

En este sentido, las organizaciones partidistas que contendieron en las pasadas elecciones locales de 2021 suman en total cincuenta y nueve. Cifra que incluye a los diez partidos nacionales con acreditación local que prevalecen en todos los estados (Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo (PT), Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Movimiento Ciudadano (MC), Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido Encuentro Solidario (PES), Redes Sociales Progresistas (RSP) y Fuerza por México (FXM)); cinco partidos políticos que sobrevienen de partidos que perdieron su registro nacional (Nueva Alianza (NA), Encuentro Social (ES), Partido Humanista (PH), Partido Socialdemócrata (PSD) y Partido Cardenista (PC)); más cuarenta y cuatro partidos con registro local.

En la gráfica 1 se puede observar que, a excepción de Morelos, cuyo sistema de partidos es el más fragmentado del país, las entidades cuentan más o menos con el mismo número de organizaciones partidistas.


2. ¿Qué pasa cuando un partido político obtiene menos votos que el umbral exigido?

Los efectos de no superar el 3% de la votación válida emitida en las elecciones locales son distintos en cada tipo de partido. En el caso de los partidos políticos nacionales con acreditación local ocurre que pierden temporalmente su acreditación ante el instituto electoral estatal y en consecuencia dejan de recibir financiamiento público; pueden participar en la siguiente elección si tramitan nuevamente su acreditación de conformidad con las leyes electorales locales. En algunos casos, como es el de Tlaxcala, conservan su acreditación, pero no pueden recibir financiamiento público.

Si se trata de un partido político nacional que perdió su registro, éste puede optar por el registro como partido político local en las entidades federativas en cuya elección inmediata anterior haya obtenido por lo menos el 3% de la votación válida emitida y haya postulado candidatos propios en al menos la mitad de los municipios y distritos. Los partidos que se encuentran en esta situación pueden perder su registro si no logran superar el umbral electoral en las entidades federativas a las que pertenecen, es decir, mantienen actividades políticas solamente en aquellos estados en los que hayan superado la barrera electoral.

En cambio, los partidos políticos con registro local, si obtienen una votación por debajo del umbral, desaparecen de la escena política. Al no tener “filiales” en otras entidades, estos partidos fenecen de manera definitiva.


3. Desempeño electoral de los partidos políticos nacionales con acreditación local

De acuerdo con los resultados de la jornada electoral celebrada el pasado 6 de junio, tres de diez partidos políticos nacionales perdieron su registro: PES, FXM y RSP. En su primera elección –el Instituto Nacional Electoral les otorgó el registro apenas en 2020– la ciudadanía les permitió mantener su registro solo en algunos estados (ver tabla 1). Dichos partidos obtuvieron, en promedio, una votación en las elecciones locales de tan solo 2.53, 2.49 y 1.85%, respectivamente.