AMÉRICA LATINA

El proceso de la paridad en Paraguay

Julio 09, 2020 | Por: Carmen Echauri

1. Inicio de las conversaciones políticas sobre la paridad

El debate sobre la paridad como mecanismo para garantizar el aumento de la participación de las mujeres en la vida pública y política, se inició en el país a principios del año 2014. El impulso inicial fue dado por un grupo integrado por parlamentarias y mujeres de organizaciones de la sociedad civil, acompañadas por referentes de la cooperación internacional. Las mismas consideraron que era el momento de abrir la discusión sobre las desigualdades de género reflejadas en los resultados electorales de las diferentes elecciones de la transición democrática, iniciada en el país en 1989, como también en la baja participación de mujeres en altos cargos de decisión política en los diversos organismos del Estado.

En ese momento, con 16,8% de mujeres en el Congreso (ambas cámaras combinadas), la representación femenina se encontraba por debajo del porcentaje de la cuota mínima de 20% de representación de mujeres establecida en el Código Electoral paraguayo de 1996 (Art. 32, inciso r). Estas cifras muestran una situación de estancamiento en la evolución de la representación de mujeres en el Congreso, por tomar solo este ámbito, e incluso con un leve retroceso en la subsiguiente Elección General de 2018, cuando el porcentaje de mujeres electas en el Senado descendió de 20 a 17,8% (como puede verse en el siguiente gráfico), con lo que la proporción de mujeres en el Congreso se redujo a 16% (ambas cámaras). Estos resultados registran una tendencia contraria a la experimentada en los últimos años en América Latina y el Caribe, cuyo promedio actual es de 31,3% de mujeres en los parlamentos nacionales2.

Fuente: Elaboración propia con base en datos del Tribunal Superior de Justicia Electoral

2. Articular para avanzar

Ese grupo plural de mujeres emprendió la tarea de estudiar las experiencias de los seis países de la región que en 2014 ya habían adoptado leyes de paridad3, de abrir una discusión amplia con mujeres de diferente signo político, de la sociedad civil y referentes de instituciones estatales, de la capital y ciudades del interior.

Luego de un proceso de trabajo el grupo logró consensuar una hoja de ruta para impulsar el debate y la articulación política torno a la paridad, como principio democrático y mecanismo para asegurar el acceso y ejercicio pleno de los derechos políticos de las mujeres. La paridad fue asumida como un horizonte posible en Paraguay. Así en octubre de 2014 fue conformado el Grupo Impulsor de la Paridad Democrática (GIPD), con mujeres de diferentes partidos políticos, autoridades del Ministerio de la Mujer, mujeres de organizaciones de la sociedad civil, acompañadas por varios organismos de cooperación internacional4. La alianza desde el inicio del proceso con las Organizaciones no Gubernamentales Centro de Documentación y Estudios (CDE) y Decidamos, de reconocida capacidad y experiencia en la promoción de los derechos humanos de las mujeres y de la democracia en el país, y posteriormente con la Red de Mujeres Munícipes del Paraguay (RMMP), organización que nuclea a mujeres que ocupan o han ocupado cargos electivos en los gobiernos municipales del país (intendentas y concejalas), posibilitó impulsar el debate y fortalecer la llegada a los territorios con una perspectiva plural. La incorporación de la organización Kuña Roga5, y a través de ella, de la Red de Mujeres del Sur permitió ampliar las miradas y la capacidad de llegada de la iniciativa por la paridad a los territorios. Como igualmente fue la perspectiva de la organización Semillas para la Democracia, a partir de su incorporación en 2019.

El GIPD trabajó el proceso de promoción de una propuesta legislativa de paridad, como también de la paridad como principio político de igualdad, en un espacio plural e intersectorial que permitió la construcción de un consenso sobre la presentación de un proyecto de Ley de Paridad Democrática al Congreso, así como la discusión y difusión amplia del mismo en foros de debate llevados a cabo en 14 de los 17 departamentos del país, con participación directa de más de 5.000 mujeres.

El proyecto de Ley de Paridad Democrática fue presentado a la Cámara de Senadores el 8 de Marzo de 2016, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer. El proyecto de ley recibió el apoyo de las 9 senadoras en ejercicio durante ese periodo legislativo (2013-2018) y de 4 senadores de diferente adscripción política, siendo dos de ellos al momento de presentación del proyecto, presidentes de los dos partidos políticos de mayor caudal electoral en el país, la senadora Lilian Samaniego (de la Asociación Nacional Republicana, Partido Colorado, ANR) y el senador Miguel Abdón Saguier (del Partido Liberal Radical Auténtico, PLRA). Las y los senadores firmantes del proyecto asumieron el compromiso de apoyar el tratamiento del mismo en el proceso legislativo6. El Proyecto de Ley establecía la paridad y alternancia secuencial en la composición de las listas para cargos electivos en los diferentes niveles de representación política7. Planteaba, asimismo, la composición paritaria del gabinete del Poder Ejecutivo, de los cuerpos colegiados de otros organismos públicos y de cargos elevados de la administración pública.

3. Debate sobre paridad en el proceso legislativo

En marzo de 2018 el Proyecto de Ley de Paridad Democrática fue tratado en plenaria de la Cámara de Senadores por primera vez. El 8 de marzo, en una atmósfera de reivindicaciones diversas de los derechos de las mujeres, con la multitudinaria marcha del 8M en la escena pública y en la recta final de la campaña de las Elecciones Generales celebradas el 22 de abril de ese año, el Senado aprobó el Proyecto, con algunas modificaciones, pero manteniendo su aplicabilidad tanto al ámbito electoral, como no electoral, al gabinete del Poder Ejecutivo, a cargos elevados del gobierno y de la administración pública, de órganos colegiados del Estado, como también a la composición de organismos colegiados de sociedades intermedias sindicales y sociales.

En la Cámara de Diputados el Proyecto de Ley tuvo un tratamiento diferente, ya que ésta aprobó el documento, pero eliminando el contenido específico de paridad y alternancia, con lo que quedó limitado a una norma de capacitación. En el circuito legislativo, el Senado se ratificó posteriormente en su decisión inicial, es decir, reiteró la aprobación completa del Proyecto de Ley. Sin embargo, dado que el reglamento parlamentario establece la última palabra para la cámara revisora, en este caso la Cámara de Diputados, ésta se ratificó, asimismo, en su versión recortada del Proyecto. De este modo la norma quedó sancionada por el Congreso el 10 de octubre de 2018 como “Ley 6201/18 de Paridad Democrática” sin los artículos de paridad, pero con el título de paridad.

Posteriormente, el veto total del Poder Ejecutivo cerró la trayectoria del Proyecto del Ley de Paridad Democrática, presentado al Congreso en marzo de 2016. El Ejecutivo vetó la Ley 6201/18 de Paridad Democrática en su totalidad, por medio del Decreto 596 del 8 de noviembre de 20188. El veto total del Ejecutivo argumentó que la Ley sancionada “no crea nuevos mecanismos, ni establece nuevos retos ni formas de generar un mayor equilibrio en la participación de mujeres en las candidaturas electorales, sin ninguna obligación para los partidos políticos”. El documento del Ejecutivo fundamentó, igualmente, que las funciones establecidas en el artículo 2 de la norma sancionada son reiterativas, puesto que las mismas ya están siendo realizadas institucionalmente por el Ministerio de la Mujer y por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), a través de su Unidad de Políticas de Género.

Finalmente, la Cámara de Senadores aceptó el veto total del Poder Ejecutivo el 20 de diciembre de 2018, de modo que la norma objetada pasó a los archivos.

4. Vientos en contra

En el periodo del tratamiento legislativo, un grupo contrario a la paridad y a los derechos de las mujeres en general, emergió en el escenario público y llevó a cabo una fuerte campaña contraria a la figura de la paridad. Esgrimiendo argumentos de la llamada “ideología de género”, llevó a cabo una agresiva campaña basada en fake news, dirigiendo sus acciones a la movilización de posiciones conservadoras e instalación de una corriente antiparidad y antiderechos en la opinión pública, principalmente en las redes sociales.

Asimismo, las posiciones contrarias de referentes políticos, particularmente de sectores internos de los partidos mayoritarios, pero también de partidos pequeños de orientación conservadora representados en el Congreso, se evidenciaron fuertemente durante el periodo de tratamiento parlamentario en 2018. Los argumentos de la mencionada campaña, coincidieron con muchos discursos del debate legislativo. Dichos argumentos presentaban el acceso de las mujeres a sus derechos, en forma plena, como una amenaza a la meritocracia, a la libertad del voto, a los mandatos constitucionales y, en última instancia, a la propia democracia.

El argumento de los méritos de las mujeres, en general, tiene un claro sesgo de género en el ámbito de la política; dado que es planteado desde una perspectiva que ignora las desigualdades de género en la competencia política, donde los roles, los estereotipos, la violencia y las jerarquías de género establecidas en las normas formales y no formales, y en las dinámicas de la actividad política conforman un conjunto de factores que actúan como barreras que inclinan el juego político a favor de los hombres. En el campo de la competencia política, la igualdad de condiciones con los hombres implica reconocer estos obstáculos, removerlos y corregirlos para equiparar las reglas del juego en términos de igualdad real, más allá de la formal, tal como establece el artículo 48 de la Constitución Nacional de Paraguay.

En este sentido, la paridad como principio democrático y como mecanismo para crear condiciones de igualdad son vías para implementar los principios constitucionales de igualdad y no discriminación, contenidos en el Capítulo III y desarrollados en los artículos 46, 47 y, principalmente en el artículo 489, pero también en los artículos 117 y 120.

5. Paridad en el horizonte de la igualdad y la democracia

No obstante a los vientos en contra, el GIPD ha mantenido su posicionamiento sobre la paridad como demanda de igualdad sustantiva y vía para el ejercicio pleno de los derechos políticos de las mujeres. Es así que las senadoras que han liderado el proceso del Proyecto de Ley, junto con las demás integrantes del Grupo Impulsor de Paridad Democrática, anunciaron su decisión de continuar trabajando articuladamente para volver a presentar un nuevo proyecto de ley, sustentado en el cumplimiento de los mandatos constitucionales de no discriminación y de igualdad entre mujeres y hombres, así como en los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado paraguayo10.

1 Mis agradecimientos a Marcella Zub Centeno por la lectura rigurosa del artículo y las atinadas sugerencias que contribuyeron a enriquecer el análisis de este proceso.

2 Unión Interparlamentaria (2020). Mujeres en el parlamento: 1995–2020. 25 años en perspectiva. Disponible en: https://www.iknowpolitics.org/es/learn/knowledge-resources/mujeres-en-el-parlamento-1995%E2%80%932020-25-a%C3%B1os-en-perspectiva

3 Países de América Latina que en 2014 ya contaban con leyes de paridad en Costa Rica, Ecuador, Bolivia, Honduras, México, Nicaragua, en Hinojosa, Magda; Vázquez Correa, Lorena (2018). Selección de candidaturas, partidos y mujeres en América Latina, en Freidenberg, Flavia (ed), “Mujeres en la política. Experiencias nacionales y subnacionales en América Latina”. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/328430639_Mujeres_en_la_Politica_experiencias_nacionales_y_subnacionales_en_America_Latina

4 El proceso inicial de debate, articulación y difusión del anteproyecto de ley de paridad, contó con el acompañamiento de ONU Mujeres, a la que se sumaron posteriormente el PNUD y el UNFPA. En su nueva etapa de reorientación de su agenda y de sus acciones por la paridad, el GIPD cuenta con el acompañamiento de IDEA Internacional y el apoyo de la Unión Europea.

5 Kuña Roga, casa de la mujer en lengua guaraní, uno de los dos idiomas oficiales del país. Kuña Roga es una organización feminista con base en Encarnación, departamento de Itapúa, una de las pocas que articulan acciones colectivas con mujeres en el interior del país, principalmente en los departamentos del sur: Itapúa, Misiones y Ñeembucú.

6 Las y los senadores firmantes del proyecto de ley fueron: Lilian Samaniego, Blanca Ovelar, Mirta Gusinky (de la ANR); Emilia Alfaro, Blanca Fonseca, Blanca Lila Mignarro, Zulma Gómez, Miguel Abdón Saguier (del PLRA); Esperanza Martínez, Carlos Filizzola, Hugo Richer (de la Concertación Frente Guazú); y Desirée Masi y Arnaldo E. Giuzzio (del Partido Democrático Progresista, PDP).

7 Al momento de la presentación del proyecto, el sistema electoral paraguayo estaba basado en listas cerradas y bloqueadas con representación proporcional. En mayo de 2019 el sistema electoral fue modificado a través de la Ley 6318 sancionada por el Congreso Nacional, que estableció la vigencia de un sistema de listas cerradas y desbloqueadas, voto preferencial y distribución proporcional.

9 Artículo 48 CN de Paraguay. De la igualdad de derechos del hombre y de la mujer.

El hombre y la mujer tienen iguales derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales. El Estado promoverá las condiciones y creará los mecanismos adecuados para que la igualdad sea real y efectiva, allanando los obstáculos que impidan o dificulten su ejercicio y facilitando la participación de la mujer en todos los ámbitos de la vida nacional.

EDICIÓN IMPRESA
Blog y Voto

El no registro

Por: Mtro. Carlos Carvallo

Septiembre 14, 2020

Justicia

riesgos en la elección

Por: Armando I. Maitret Hernández

Septiembre 23, 2020

Proceso de renovación INE

Consejeras y consejeros del INE. ¿En qué nos quedamos? ¿A dónde vamos?

Por: Fernando Díaz Naranjo

Junio 10, 2020

Género y política

La paridad

Por: Dania Paola Ravel Cuevas

Septiembre 21, 2020

Proceso electoral 2020 - 2021

campañas en tiempo

Por: Karolina M. Gilas

Septiembre 07, 2020

SÍGUENOS EN TWITTER
SÍGUENOS EN FACEBOOK