img

And justice for all

“La justicia es la perpetua y constante voluntad de dar a cada uno su derecho”

Ulpiano.


Metallica vs Jethro Tull

“And Justice for All” es un disco grabado por la banda Metallica, es un álbum poderoso, lleno de momentos inolvidables, de guitarras con rasgueos veloces y bien ejecutados, las letras son enérgicas protestas contra lo que la banda considera son injusticias políticas y judiciales. El álbum fue bien recibido por los amantes del heavy metal y prácticamente nominado de inmediato al Grammy en la recién creada categoría hard rock/metal.  Es así como la terna quedó conformada por AC/DC, Iggy Pop y por la banda de rock progresivo Jethro Tull.

Días antes de la entrega de los premios, los fanáticos de la banda Metallica así como los expertos en música daban por segura ganadora a la banda norteamericana, tan es así, que la banda mandó a imprimir algunos copias del álbum con el logotipo que decía “ganadores del Grammy”, por otra parte, la disquera de Jethro Tull explicó a la banda inglesa que sus posibilidades de ganar eran nulas, así que les pidieron no se presentaran a la premiación, en el fondo la disquera no quería gastar en pasajes aéreos y hospedaje para una banda cuyas posibilidades de ganar eran igual a cero.

El día de la ceremonia de premiación los fanáticos de Metallica y la propia banda estaban convencidos que sería un día inolvidable, y tenían razón, aquel día jamás lo olvidarían. Incluso tocaron de una manera extraordinaria su ahora legendaria canción “one”. Lita Ford y Alice Cooper recibieron la misión de anunciar a la banda ganadora, Alice se llevó la mano a la bolsa de su chamarra de piel y sacó una serpiente que Lita aventó al público, la gente reía divertida, la serpiente le fue regresada, tiempo después este gesto se interpretó como un mal augurio, así que Cooper abrió el sobre y leyó asombrado…and the Grammy goes to…

Jethro Tull gano en el año de 1989 el premio a la mejor interpretación de hard/rock metal, una banda de rock progresivo, con una flauta como uno de sus principales instrumentos había derrotado a la banda más poderosa en la escena del heavy metal. Naturalmente que las reacciones se sucedieron una tras otra, Metallica cambió las etiquetas de los discos que tenía listos para lanzar con la leyenda “banda perdedora del Grammy”, los fanáticos del mundo del rock mostraron primero su asombre y después su enojo antes lo que claramente consideraron como una injusticia. Jethro Tull ganó legalmente, pero de forma injusta, esa era la idea que permaneció en los amantes del rock, el álbum and justice for all, había sido derrotado de manera injusta, vaya ironía.

La sensación que dejó a los amantes de la música en general y del heavy metal en particular es de malestar, de insatisfacción, de manera mayoritaria todos creyeron que Metallica tenía muchos mejores méritos musicales para ganar el premio.

La intención de un servidor en este texto es generar una serie de ideas que nos permitan reconocer y en su caso sentar algunas bases para resolver la permanente confusión que tenemos en un concepto muy arraigado y al mismo tiempo muy confuso, justicia. Este texto es una provocación, no es deseable que el lector comparta las ideas, por el contrario, es necesario que el texto sea confrontado y derrotado por ideas más claras y robustas.

La Justicia

La justicia generalmente es representada como una mujer con una venda en los ojos, sostiene una balanza que representa la igualdad con la que tratará o pesará los asuntos que conozca y una espada que simboliza la fuerza del Estado para hacer valer sus determinaciones. Casi todos tenemos presente esta imagen, la hemos podido ver en esculturas en algunas instituciones, en caricaturas políticas, en camisetas y hasta en grafitis.

En términos del signo lingüístico podemos afirmar que tenemos un significado más o menos generalizado de la justicia, sin embargo, en términos sociales, el concepto de justicia no parece estar tan claro. Cada grupo social o incluso cada persona parece tener una apreciación distinta. ¿por qué? La respuesta parece ser mucho más compleja de lo que creemos, para resolver esta pregunta se han generado algunas teorías de la justicia que buscan explicar este concepto. John Rawls, Robert Nozick, Michael Walzer y hasta Carlos Marx realizaron notables esfuerzos para tratar de explicar a la justicia, sin embargo, no es la intención atiborrar con teorías, por el contrario, la intención es mostrar de manera alternativa, con un perfil a “nivel de piso” las distintas imágenes que hemos construido alrededor de un tema en el que queramos o no, a muchos nos sigue doliendo.

Tal y como vimos en el ejemplo de la banda de heavy metal, una gran mayoría consideraban que Metallica tenía mejores méritos musicales y artísticos para ser galardonados con el premio más importante en la industria de la música, esto no ocurrió y generó una fuerte crítica a los organizadores del evento y un fuerte descontento en las legiones de metaleros radicales que incluso llegaron a sabotear las ceremonias de otros años.

Lo mismo parece ocurrir en otros espacios de la vida. Los conceptos de derecho y justicia son acuerdos sociales, construcciones mentales que son mayoritariamente aceptadas, son constructos sociales que permiten ensamblar y coordinar las distintas interacciones que los seres humanos mantienen entre sí de manera más o menos ordenada, expliquemos esto.

Un semáforo tiene tres colores, rojo para detenerse, amarillo para prevenir que la luz cambiará y verde para indicar que se puede avanzar, casi cualquier persona entiende estas simples instrucciones, nadie cuestiona la validez de estas instrucciones, sin embargo, el tema comienza a complicarse cuando pasamos al siguiente nivel, ¿Quién determinó que esos serían los colores? ¿alguien pensó en las personas daltónicas? ¿alguien consideró a las personas con debilidad visual?

En el caso de la justicia es posible realizar interrogantes parecidas ¿Cómo entonces se construye la justicia? ¿Cómo se acuerda el concepto de justicia a nivel social? ¿por qué entre los distintos sistemas jurídicos y entre los propios países hay asuntos que son resueltos de distintas maneras? ¿Qué tipo de justicia debemos tener si queremos ser llamados una sociedad equitativa? ¿La justicia es entonces una relación entre las libertades y las obligaciones de un sujeto con el Estado? ¿alguien preguntó a los pueblos y comunidades indígenas en la construcción de acuerdos conceptuales como el derecho y la justica usados de manera general?

Intentar dar respuesta a estas preguntas sería muy ambicioso y petulante de mi parte, requeriría de un riguroso trabajo de investigación y confrontación doctrinal, lo cual por el momento no es el objetivo. Lo que intento es dejar una duda, sembrar una semilla que sea alimentada con la curiosidad del lector.

Abonemos a esa semilla, en términos simples, en el ámbito jurídico, la justicia sería el resultado de la aplicación del derecho, es decir, la participación de un aparato judicial encargado de administrar justicia es requerido para resolver controversias, aquí es donde las cosas comienzan a ponerse mucho más interesantes, las decisiones judiciales quedan en manos de operadores, de seres humanos que tienen la obligación y al mismo tiempo la facultad de aplicar un determinado ordenamiento jurídico que ha sido creado y validado por la mayoría a través de una delegación de la voluntad (legislativo).

Entonces la justicia se vuelve un trabajo mecanizado en el que un órgano jurisdiccional a través de sentencias administra e imparte justicia, pero entonces ¿por qué conocemos de asuntos en los que la aplicación e interpretación legítima de la norma nos deja una sensación de malestar? ¿por qué algunas sentencias nos parecen injustas?

La justicia del estado se dicta de manera general a través de sentencias, sus efectos sociales son diversos y con múltiples variables, lo cual nos deja un espacio de oportunidad para establecer una exigencia, es necesario que los órganos a los que se les ha encargado analizar y dictar lo que corresponda, nos parezca justo o no, dialoguen de manera clara con las y los ciudadanos, estos órganos deben habar de manera clara con los gobernados, cualquier acción o resolución de una autoridad debe tener un asidero legal y argumentativo que de fortaleza y deje el menor espacio a la especulación o interpretación. Las sentencias son un puente de entendimiento, son un medio de comunicación entre el Estado y los gobernados.

Es cierto, el juez sólo puede resolver lo que se somete a su resolución, pero también es cierto que cuando esto ocurre, debe tener también la visión para advertir posibilidades de ir más allá en la búsqueda de la verdad, en la búsqueda de construir sociedades con realidades más satisfactorias. Una herramienta que puede ayudar es la elaboración de sentencias ciudadanas, de sentencias que puedan ser entendidas de manera clara y que dejen poco espacio a la especulación, esto quizá pueda ayudar a mitigar la mala imagen que de la justicia llegan a tener las y los ciudadanos.

La Justicia tiene por supuesto un costo, los derechos y su protección por parte de órganos especializados cuestan, no hay duda, por ejemplo, mucho se ha criticado el costo de la justicia electoral en México, sin embargo, no olvidemos que esto es así ya que el sistema electoral está construido sobre la piedra angular de la desconfianza.

Podemos entonces afirmar que la justicia tiene un costo, pero no tiene precio, nadie debe estar en posibilidades de comprarla.

En suma, podemos ver que en el derecho pasa exactamente lo mismo, existe una coordinación de acuerdos y coordinaciones conceptuales entre seres humanos en un tiempo y momento determinado y muchas veces arbitrario. Nadie ha visto jamás caminar a un derecho humano por la calle, nadie ha visto sentarse a la mesa a una prescripción positiva, esto significa que el derecho y la justicia como su posible resultado, son niveles de abstracción mental, construcciones o legos que ayudan al establecimiento ordenado de relaciones sociales. El paradigma debe cambiar, la pregunta no puedes ser ya ¿Qué es derecho? ¿Qué es justicia? Tenemos que preguntarnos ¿Qué significado le debemos dar a estos conceptos?

Metallica perdió el Grammy frente a Jethro Tull, sin embargo, ha ganado a lo largo de su trayectoria un enorme número de reconocimientos y premios, se convirtió en una banda legendaria e incluso realizaron bromas con su derrota, a veces perdiendo ganas, es verdad, no obstante, hay que ser claros, la justicia parece en realidad ser un ideal, por el momento es  sólo el resultado de un complejo sistema jurídico que necesita ser revisado y ajustado de manera constante, de otra manera difícilmente tendremos and justice for all…

 

img

Alejandro Camacho Zavaleta

Mexicano de nacimiento y de corazón. Licenciado en Derecho por la UVM. Licenciado y Maestro en Derecho por la UNAM, Jefe de la Unidad de Capacitación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Articulos relacionados

img
img

Violencia política presupuestal

El pasado 7 de septiembre comenzó el proceso electoral federal 2023-2024 y, en el mismo mes, comenzaron sus procesos locales once entidades federativas. Las faltantes harán lo propio en los meses veni...

img

Precampañas

Uno de los temas en que la ley electoral vigente resulta inservible es el de precampañas. Por el reclamo del PRD, en la reforma de 2007 se redujo la duración de las campañas y se reguló, con cierto de...

img

La cereza del pastel

A finales de septiembre del año pasado el presidente López Obrador presentó una iniciativa de reforma a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución con la que se pretende reestructurar el sector eléc...

brand

Voz y Voto es una publicación mensual especializada en política y elecciones, desde su primer número en 1993 es una revista única en su género, en México y América Latina.

Suscríbete

Contacto

Providencia 314-A, Col. Del Valle Norte, Alcaldía Benito Juárez, CP 03103, CDMX.
contacto@vozyvoto.com.mx
suscripcionesvyv@vozyvoto.com.mx
(+55) 5524-5588