img

Pasarela tricolor

“Los políticos repiten lo que les funcionó”. Y eso hizo el PRI esta semana al abrir la pasarela para que ocho militantes de ese partido expusieran ante sus correligionarios y demás interesados sus ideas y propuestas de cara a la selección de precandidatos presidenciales para 2024.

Las diferencias entre el PRI de 1987 y el de 2022 son abismales. Aquél era aún un partido dominante, casi único, que monopolizaba los poderes ejecutivos en todo el país, más del 95 por ciento de las presidencias municipales. Además, en el Senado de la República el PRI tenía la totalidad de los escaños y disponía, por sí mismo, de mayoría calificada en la Cámara de Diputados. El PRI de hoy es un partido empequeñecido, en riesgo incluso de perder registro legal en 2024.

Y sin embargo, hoy el PRI es referente para los demás partidos políticos, y también para el gobierno, que afanosamente busca los votos de sus legisladores en las dos Cámaras federales, pues son los que le permiten alcanzar la mayoría calificada necesaria para reformar la Constitución. El PRI es la bisagra para esas reformas, y para ratificar varios nombramientos, que están pendientes en la agenda presidencial.

Al PRI le es aplicable también la conseja popular que dice “más tiene el rico cuando empobrece, que el pobre cuando enriquece”. Por sus largos años en el ejercicio del poder, en los tres órdenes de gobierno, es el partido que formó el mayor número de políticos, legisladores y funcionarios públicos; tantos que los demás partidos, especialmente el PRD y Morena, se han nutrido de la diáspora tricolor desde el año 2000.

La pasarela celebrada el lunes y martes de esta semana en el auditorio de la sede nacional del PRI es importante porque abre un frente de atención en la opinión pública que ahora le compite a las  3 “corcholatas” del presidente. Por más que desde la mañanera se afanen en distraer o confundir con una lista de nombres de supuestos aspirantes desde las filas opositoras, el partido tricolor logró irrumpir en el escenario y atraer los reflectores, dejando a los prospectos blanquiazules en segundo plano.

De los ocho que desfilaron por la pasarela tricolor, apuntemos que ni son todos los que están, ni están todos los que son. Si a sus palabras atendemos, los gobernadores de Durango, Esteban Villegas, y de Coahuila, Miguel Riquelme, acudieron a la cita para mostrar músculo y variedad de opciones. El ex presidente de la OCDE, José Ángel Gurría, quien tuvo una brillante exposición sobre la situación económica actual de México, no ha definido si buscará ser candidato presidencial. El todavía gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, como lo mostró su despatarrado mensaje, de lo único que puede presumir es de haber hundido al PRI en su propia tierra.

De la pasarela surgen cuatro prospectos tricolores de talla y figura relevante.

Dos senadoras en funciones, Beatriz Paredes Rangel y Claudia Ruiz Massieu Salinas. Dos ex secretarios de Estado, Ildefonso Guajardo y Enrique de la Madrid, mostraron que en el PRI aún existe visión y capacidad para plantear propuestas ante los grandes problemas nacionales. Forman una cuarteta interesante de la que pueden surgir iniciativas para alcanzar lo que muchos daban ya por descartado: una amplia alianza opositora. A ese propósito abona el hecho de que los 4 coinciden en la necesidad de esa vía e incluso uno de ellos, Enrique de la Madrid, ha declarado que esa es la condición sine qua non para mantener sus aspiraciones.

El PAN inició el 2 de octubre su propia pasarela, a la que asistieron cuatro aspirantes: Maru Campos, gobernadora de Chihuahua, Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, Juan Carlos Romero Hicks, ex gobernador de Guanajuato y Santiago Creel, presidente de la Cámara de Diputados. Es otra cuarteta de la que igualmente pueden emerger iniciativas que abonen al propósito de la confluencia opositora.  

Ocho aspirantes son aún demasiados si de concentrar los reflectores y captar la atención del público se trata. Lo interesante es que la lista se va depurando. Las dos cuartetas opositoras, más la de Morena (3+Ricardo Monreal), entregan una docena de aspirantes a los que ya podemos comparar y calibrar, establecer las virtudes y defectos de cada uno y perfilar preferencias y rechazos. Salvo sorpresas, es altamente posible que de entre esos 12 saldrán los competidores en 2024.      

Pd. Si el gobernador Alfredo del Mazo obtiene en su estado un buen resultado en la elección de junio de 2023, podría ser otra carta del PRI. También faltan por conocer los nombres que MC pondrá sobre la mesa.


img

Jorge Alcocer V.

Director fundador de Voz y Voto. 

Articulos relacionados

img
img

La IA va por y a pesar de México

La Inteligencia Artificial (IA) está transformando rápidamente muchos aspectos de la sociedad, y las elecciones no son una excepción. En México se espera que la IA tenga un impacto significativo en el...

img

Elecciones en Colombia: particularidades y coincidencias con el giro a la izquierda en la región

El 19 de junio de 2022 Colombia abrió la puerta a un gobierno de izquierda encabezado por Gustavo Petro, líder de la coalición Pacto Histórico. En un país con un gran miedo a la izquierda, esta elecci...

img

Reconstruir la estructura. Entrevista a Alfonso Ramírez Cuéllar

Nunca me pasó por la mente que me iba a hacer responsable de dirigir al partido en este periodo. Afortunadamente, tuve el apoyo absoluto de los congresistas de todo el país, de los principales lideraz...

brand

Voz y Voto es una publicación mensual especializada en política y elecciones, desde su primer número en 1993 es una revista única en su género, en México y América Latina.

Suscríbete

Contacto

Providencia 314-A, Col. Del Valle Norte, Alcaldía Benito Juárez, CP 03103, CDMX.
contacto@vozyvoto.com.mx
suscripcionesvyv@vozyvoto.com.mx
(+55) 5524-5588