img

Veinte consejos no pedidos

En abril de 2014, hace nueve años, fui designado por la Cámara de Diputados como consejero electoral del Instituto Nacional Electoral (INE). En este periodo el INE hizo realidad todas y cada una de las innovaciones de la reforma electoral de 2014, y ha organizado con éxito 331 procesos electorales. El INE es la institución civil pública de mayor confianza entre la ciudadanía. El Consejo General ha celebrado 500 sesiones. Las elecciones son auténticas y genuinas y, en México, todos y cada uno de los cargos de gobierno y de representación se deben al voto libre y secreto de la ciudadanía. Para una nación de dos siglos de existencia en donde casi siempre imperó el autoritarismo, tener elecciones limpias no es poca cosa y es necesario preservarlas, pues la historia demuestra que no hay conquista que no pueda erosionarse o revertirse.

Pues bien, ahora que se cierra un ciclo profesional y personal para mí en el INE, del que me voy agradecido y satisfecho, comparto con los lectores de Voz y voto veinte puntos que guiaron mi actuación o que, al menos, procuré seguir en mi desempeño. Quizá sean de interés y ojalá hasta puedan ser útiles para quienes ejerzan como autoridades electorales; de no ser así, como a todo consejo no pedido, se les puede ignorar sin más.

  1. Sólo puedes arbitrar un juego que te guste: la política no debe serte ajena, fastidiarte, ni cansarte, mas no puedes ver como naturales o normales comportamientos políticos oprobiosos (y vas a ver muchos).

  2. Tu papel fundamental en este cargo es político, mas nunca partidista, tu misión es explicar políticamente y con claridad las decisiones institucionales.

  3. Eres árbitro de contiendas entre partidos: sin ellos no hay juego, así que no puedes despreciar a los partidos ni minusvalorar su centralidad en la vida democrática.

  4. Los partidos te designaron a través de sus bancadas parlamentarias, pero no les debes un favor, depositaron en ti una responsabilidad y tu misión es ser independiente del gobierno y autónomo frente a todos ellos.

  5. La imparcialidad no es la suma de parcialidades, por lo que es de exigirte y exigir que cada consejero y consejera sea equidistante de todas las fuerzas políticas.

  6. Los candidatos independientes son individuos que hacen política, que no son por definición más virtuosos que quienes participan en partidos formales y, en todo caso, una candidatura independiente es una suerte de partido efímero con el nombre de una persona.

  7. Siempre escucha a los actores políticos y sé atento con ellos, nunca obediente.

  8. En ocasiones, tus decisiones incomodarán al actor político “A”, “B” o “C”, así que más vale dejar en claro tu postura y tus argumentos: la objetividad será tu escudo.

  9. En coyunturas complicadas recibirás puntos de vista de las diferentes partes, incluso presiones, y puede que llegues a dudar: haz lo que tú estimes correcto. Más vale un error tuyo que un acierto ajeno renunciando a tu independencia.

  10. Recuerda que todas las personas merecen respeto, pero no sucede así con todas las ideas; cuestionar una idea no es faltar el respeto a quien la emite.

  11. La Constitución y la ley están para ser aplicadas, incluso si hay artículos con los que estés en desacuerdo.

  12. En los órganos colegiados hay que discutir cada tema en función de sus razones y de sus méritos sin buscar ni admitir alineamientos predeterminados.

  13. En un colegiado es indispensable construir acuerdos, y eso implica ceder y negociar, pero ello no quiere decir intercambiar asuntos como si fueran mercancías ni renunciar a tus convicciones.

  14. Ante situaciones de tensión con tus compañeros, siempre piensa en la dimensión de tu responsabilidad institucional antes que en la magnitud de tu desencuentro puntual o personal.

  15. Para hacer prosperar una propuesta, una idea que consideras que debe impulsar o adoptar la institución, hay una ruta casi infalible: trabajo, trabajo y más trabajo. Arrastra el lápiz, estudia, razona, escribe el proyecto.

  16. Los trabajadores del INE, sus directores, los miembros del Servicio Profesional Electoral Nacional y quienes laboran en la rama administrativa son, todos, funcionarios del INE, jamás tus empleados. Respétalos día con día.

  17. Tu trabajo es más fácil que el de la estructura operativa que hace posibles las elecciones; muestra siempre tu reconocimiento y lealtad.

  18. Ante los embates, no te defiendas a ti, defiende a la institución para la que laboras.

  19. Frente a los medios de comunicación y los periodistas incisivos, asume que no hay preguntas malas sino malas respuestas que puedas dar.

  20. Tu cargo es temporal y entiéndelo como “final” en la carrera electoral o el servicio público, pues si estás pensando en otro puesto más adelante con seguridad nublarás tu visión y te vas a equivocar en tu papel como consejero.
img

Ciro Murayama

Consejero electoral del INE.

Articulos relacionados

img
img

Articulo Observatorio Reforma Electoral México

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Quisque aliquam quam lectus, dapibus congue neque feugiat eget. Pellentesque habitant morbi tristique senectus

img

Para lectores y electores

La oposición, con Salgado Macedonio Una gran alegría causó en el PRI y otros partidos que Morena registrara y ratificara como candidato a Félix Salgado Macedonio, quien tiene dos demandas por violaci...

img

Sí reelección

Hablar en torno a la reelección en nuestro país nos refiere inmediatamente a nuestro pasado histórico, que construyó y consolidó nuestro sistema político. Las reflexiones, tanto positivas como negativ...

brand

Voz y Voto es una publicación mensual especializada en política y elecciones, desde su primer número en 1993 es una revista única en su género, en México y América Latina.

Suscríbete

Contacto

Providencia 314-A, Col. Del Valle Norte, Alcaldía Benito Juárez, CP 03103, CDMX.
contacto@vozyvoto.com.mx
suscripcionesvyv@vozyvoto.com.mx
(+55) 5524-5588