img

Cambio de escenario

Decía el doctor Antonio Alonso Concheiro, fundador del Instituto de Estudios de Prospectiva de la UNAM, que la clave para esos estudios era la capacidad del investigador para identificar “hechos portadores de futuro”, que son aquellos que reúnen dos condiciones simultaneas: son casi siempre inesperados, e irrumpen cambiando la percepción de un fenómeno. Es decir, son hechos que modifican tendencias que parecían sólidas.

Hasta el inicio del mes de junio pasado, la percepción -tendencia- generalizada era que, con independencia del nombre de su candidato(a) presidencial, Morena tenía allanado el camino del triunfo electoral en 2024. No aparecía nadie en el lado de enfrente con la fuerza para competirles.

Eso ha cambiado, de manera rápida y profunda. El cambio obedece, desde un enfoque prospectivo, a dos hechos portadores de futuro que recién aparecieron en escena.

Uno fue que los dirigentes de los tres partidos del ahora llamado “Frente Amplio por México” (PAN/PRI/PRD), fueron capaces de ponerse de acuerdo para dar contenido y forma a la selección de un aspirante común a la candidatura presidencial, que será denominado “Responsable para la construcción del Frente Amplio por México”. Incluso, para lograr el acuerdo, los partidos tuvieron que prescindir de algunos ciudadanos notables, que pretendieron dictarles reglas, tiempos y movimientos, olvidando lo básico: son los partidos los depositarios del derecho a registrar candidatos a cargos de elección popular. Hay otra vía, las candidaturas independientes, pero esas corren por otra pista. Lo cierto es que hubo acuerdo, y el proceso está en marcha.

 El segundo hecho portador de futuro es el rápido despliegue en medios de prensa, TV y radio, de los cuatro aspirantes con mayores reconocimientos, con trayectorias que despiertan interés y, algo inesperado, inicial entusiasmo en sectores tradicionalmente ajenos a la política.

Santiago Creel, Enrique de la Madrid, Xóchitl Gálvez, Beatriz Paredes, son los aspirantes que concentran la atención de la opinión pública y en las redes socio digitales y que seguramente lo harán también en número de respaldos que reciban de la ciudadanía. Cada uno tiene historias que contar, logros que presumir y capacidades demostradas en sus diversos ámbitos de actividad política y profesional.

Lo más importante es que en la opinión pública se extiende la percepción de que esos cuatro aspirantes sí están compitiendo. Se considera que habrá una verdadera exposición y confrontación de ideas y propuestas, con la realización de al menos 5 debates, a fin de que, por la doble vía de encuestas y consulta directa -el 3 de septiembre, sean los interesados en este ejercicio quienes decidan cual de ellos o de ellas será el abandera del Frente Amplio.

Dos de los aspirantes iniciales con mejores cartas credenciales, José Ángel Gurría e Ildefonso Guajardo, optaron por retirarse la competencia, pero no del compromiso de contribuir a diseñar alternativas de solución a los problemas que afectan a las familias. El ex canciller y ex secretario de Hacienda coordinara el equipo para elaborar el proyecto de Plan de Gobierno 20204-2030, mientras que al ex secretario de Economía y ex negociador en jefe del TMEC se le encomendó ser vocero en el exterior del Frente Amplio.  

El contraste con las actividades y discursos de los aspirantes del bloque oficialista es notorio, lo que se está reflejando en la cobertura que cada medio de información otorga a cada aspirante. En radio y TV, también en los principales diarios del país se ha roto el casi monopolio que por varios meses favoreció a los 3 preferidos de Morena. Además, lo que antes fue ventaja por el adelanto tempranero, ahora es desventaja, por el desgaste al que están sometidos los seis destapados, por unas reglas imposibles de cumplir y tramoyas insostenibles. No siempre al que madruga le va mejor.

Pronto veremos encuestas (me refiero a las que son hechas por empresas profesionales) que den cuenta del posicionamiento que van teniendo los distintos aspirantes, tanto en la competencia interna de cada bloque, como en el contraste entre continuidad y cambio. Lo que es irreversible es que el escenario electoral cambió y el futuro vuelve a ser incierto. Son buenas noticias para la democracia.    

 


img

Jorge Alcocer V.

Director fundador de Voz y Voto. 

Articulos relacionados

img
img

Integridad electoral en Meta de cara al proceso electoral

En el contexto de las elecciones más grandes de la historia de México, Meta ha implementado una estrategia integral de integridad en línea con su compromiso por ayudar a proteger los procesos democrát...

img

Precisión en las encuestas

¿Qué tan precisas fueron las encuestas electorales en la elección de 2021 en México? El presente artículo evalúa la precisión de las encuestas para la más reciente elección de la Cámara de Diputados.

img

Público y notorio

El fenómeno de la inseguridad en cada proceso electoral no es nuevo, cada día presenta diferentes retos y escenarios a lo largo y ancho de la República. Quizás a nivel federal no se asoma mucho, dada...

brand

Voz y Voto es una publicación mensual especializada en política y elecciones, desde su primer número en 1993 es una revista única en su género, en México y América Latina.

Suscríbete

Contacto

Providencia 314-A, Col. Del Valle Norte, Alcaldía Benito Juárez, CP 03103, CDMX.
contacto@vozyvoto.com.mx
suscripcionesvyv@vozyvoto.com.mx
(+55) 5524-5588