img

Temporada de patos

Por el ruido en torno a la consulta de revocación de mandato (10 de abril) hemos perdido de vista que una semana antes, el domingo 3 de abril, darán inicio las campañas electorales para renovar gobernador en seis estados: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, que concluirán el miércoles 1 de junio, para que el domingo 5 los ciudadanos de esos estados acudan a las urnas.

Partidos, alianzas y candidatos están listos para el arranque de la competencia, con un panorama muy diferente al que se avizoraba a finales del año pasado. En efecto, cabe recordar la filtración de unas palabras del presidente del PAN, Marko Cortés, que en una reunión “a puerta cerrada” con militantes de su partido afirmó que en el único estado en que tenían posibilidad de triunfo en este año era Aguascalientes. Tamaña muestra de sinceridad provocó entre risas y llanto en las filas del blanquiazul y sus aliados.   

Hoy, a unos días del arranque de las campañas, el panorama es muy diferente. Si a la batería de encuestas de Alejandro Moreno (El Financiero, 8 de febrero, 2022) atendemos, el obscuro panorama que el dirigente panista anticipaba cambio drásticamente en unas cuantas semanas.

En efecto, Morena tiene ventaja clara en Quintana Roo y Oaxaca, mientras que la alianza del PAN/PRI/PRD aventaja en Aguascalientes, Durango y Tamaulipas; en Hidalgo la candidata de esa alianza, la diputada Carolina Viggiano, remontó y ya se ubica en la competencia con posición ganadora, que se reforzó esta semana por la ruptura del Partido Verde con Morena y su salida de la alianza en ese estado. 

Si esa prospectiva se hace realidad, el domingo 5 de junio en la noche tendríamos que el partido del gobierno, Morena, solo ganaría dos de las seis gubernaturas en juego. Sería un “hecho portador de futuro”, para usar la afortunada expresión que le escuché hace años al Dr. Antonio Alonso Concheiro, fundador del Centro de Estudios de Prospectiva de la UNAM.

El cambio en las preferencias de los votantes seguramente es producto de varios factores, de entre los cuales hay uno que a mí parecer está siendo determinante: la caída en la popularidad del presidente López Obrador, de la que todas las encuestas han dado cuenta desde el arranque de este año. El primer trimestre de 2022 pasará a la historia del sexenio en curso como el de los mayores problemas en lo que va del mandato. Aunque lo peor podría estar tocando las puertas de Palacio Nacional.

Los efectos económicos de la pandemia se han agravado por la política económica conservadora que el gobierno de López Obrador insiste en mantener. A la retracción de las inversiones, públicas y privadas, se suma el brote inflacionario mundial y su manifestación en México (nos acercamos a una inflación anualizada, a finales de marzo de este año, del 8%), que obligó al Banco de México a nuevos aumentos en la tasa de interés. Agregue usted los problemas de suministro de partes y componentes para una industria clave como la automotriz y la continuada salida de capitales de la Bolsa de Valores, por la incertidumbre/temor que un día sí, y otro también, provocan las tronantes expresiones mañaneras del Presidente. El panorama económico es, en el mejor escenario, de recesión con inflación para el resto del año en curso.

La inseguridad se ha disparado en varias zonas del país, al tiempo que el regreso a la normalidad, pasados los estragos de la pandemia, hace patentes rezagos y carencias en los servicios de educación y salud. La fortaleza de la popularidad presidencial es el único soporte de los votos por Morena, pero no hay soporte invulnerable a la realidad.

La proliferación de pseudo encuestas electorales para los seis estados, que se difunden sin ton ni son en redes sociales es una constante, que en esta temporada ha encontrado una nueva forma de engañar ingenuos. Han aparecido resultados de ejercicios de “poll of polls” (promedios de encuestas) en que los resultados de las encuestas profesionales se suman a los de encuestas patito para entregar proyecciones a gusto del cliente. Los casos de Tamaulipas e Hidalgo son de llamar la atención en este engaño a los cibernautas.

Es temporada de patos, y las encuestas patito proliferan en el lago electoral. No se dejen engañar.   

 


img

Jorge Alcocer V.

Director fundador de Voz y Voto. 

Articulos relacionados

img
img

Seminario “Retos de las Instituciones Electorales”. Intervención de Lorenzo Córdova Vianello

En colaboración con la Escuela Judicial Electoral del TEPJF y el Centro de Estudios para un Proyecto Nacional Alternativo (CEPNA) la revista Voz y Voto organiza y desarrolla el seminario “Retos de las...

img

Historia sin fin

Cuando el primer número de Voz y Voto estuvo en manos de sus lectores, una pregunta estaba escrita en su portada ¿Quién cree? La pregunta surgía de una realidad: pese a la crucial reforma de 1990, de...

brand

Voz y Voto es una publicación mensual especializada en política y elecciones, desde su primer número en 1993 es una revista única en su género, en México y América Latina.

Suscríbete

Contacto

Providencia 314-A, Col. Del Valle Norte, Alcaldía Benito Juárez, CP 03103, CDMX.
contacto@vozyvoto.com.mx
suscripcionesvyv@vozyvoto.com.mx
(+55) 5524-5588